Acusación constitucional contra el ministro Figueroa: oposición contará con solo una diputada en la comisión revisora

50

Cuatro diputados del oficialismo y solo una parlamentaria de oposición compondrán la comisión revisora de la acusación constitucional contra el ministro de Educación, Raúl Figueroa, de acuerdo al sorteo registrado esta jornada en la Cámara.
En la comisión revisora, cuyo informe en todo caso no es vinculante para la sala, fueron escogidos la PC Marisela Santibáñez, el RN Tomás Fuentes, y los UDI Enrique Van Rysselberghe, Juan Manuel Fuenzalida y Guillermo Ramírez.
El libelo firmado por la diputada de Comunes Camila Rojas, y patrocinado por sus pares opositores de la comisión de Educación, Camila Vallejo (PC), Gonzalo Winter (CS), Juan Santana (PS), Mario Venegas (DC y presidente de la Comisión), Rodrigo González (PPD), junto a los diputados Tomás Hirsch (Acción Humanista), Esteban Velásquez (FRVS) y Marcela Hernando (PR), acusa al ministro Figueroa de haber infringido tres artículos de la Constitución.
En concreto, el documento de 148 páginas imputa al ministro por infracción en el artículo 19 N° 10, referido al Derecho a la Educación; el 19 N°1, referido al Derecho a la Vida; el inciso segundo del artículo 5, relativo a tratados internacionales, y el artículo 7, relativo al principio de legalidad.
Durante la jornada, el ministro Figueroa respondió a los parlamentarios, señalando que “los diputados tienen las atribuciones para presentar este tipo de acusaciones. Ahora, ciertamente, hoy en un momento en el que todo el país debe estar destinando su tiempo, su energía, su trabajo y compromiso a resguardar el bienestar de los niños y jóvenes en el sistema educativo, esta acusación implica desviar precisamente este tiempo, esos recursos, esa dedicación y ese compromiso”.
El oficialismo se cuadró con el ministro y señaló que la acusación constitucional “utiliza a los niños como un pretexto para fines políticos”. En la UDI, la diputada María José Hoffmann dijo que “nunca habíamos visto a un ministro ser acusado por hacer la pega, por preocuparse de los niños, por poner a las familias y al derecho a la educación primero”.
“El problema es que no es cierto que se haya hecho la pega”, replicó la diputada  Rojas. “Chile Vamos una vez más juega a ser la fanaticada del gobierno, 0 autocrítica pese a que es evidentemente el peor gobierno de la historia reciente. Si bien la Comisión no es vinculante, vamos a tener que dar la pelea para que se revise en conciencia”, indicó.

Fuente

Opina sobre este artículo