Así es el camino que México seguirá para aplicar la vacuna contra la covid-19

26


Los picos de contagios que se esperan en las próximas semanas en México, debido a las deserciones de las medidas sanitarias en estas fiestas, convivirán en enero con la campaña de vacunación, puesto que se seguirán recibiendo dosis hasta alcanzar en ese mes 1,4 millones. Recientemente, se pusieron las primeras 3.000 vacunas en la Ciudad de México, Querétaro y el Estado de México, una jornada, la de Nochebuena, que arrancó con la mejor noticia. La inmunización de Pfizer requiere de una segunda dosis en 21 días.CuántasEn enero se esperan 1,4 millones de dosis de la farmacéutica Pfizer, que llegarán en varias tandas. El presidente Andrés Manuel López anunció este martes que han llegado al aeropuerto de Monterrey otras 50.000 dosis que ya se están aplicando y el 4 de enero arribarán otras 53.000 dosis más.DóndeLa inmunización empezó en Ciudad de México, Estado de México y Querétaro, que ahora se extenderá a Saltillo (Coahuila) y de nuevo en la capital del país, donde se concentra buena parte de los grandes hospitales de México. “Pensamos terminar de vacunar a todo el personal de salud de Ciudad de México, el Estado de México, Morelos e Hidalgo. Estaríamos hablando de cinco Estados con estas dosis”, ha dicho el presidente. El 11 de enero se dará un salto cualitativo —si nada falla, dado que está habiendo retrasos de Pfizer en algunos países— cuando lleguen 436.800 dosis que se repartirán en 27 Estados del país, a cuyos aeropuertos llegarán directamente. El 18 de enero arribará otro cargamento con el que se inmunizará por segunda vez a los que ya fueron vacunados. El 25 de enero, una nueva tanda cercana a las 500.000 dosis servirá, de nuevo, para ir inmunizando por segunda vez.QuiénesEl primer grupo será el personal sanitario, calculan que unas 750.000 personas entre médicos, enfermeros, camilleros, limpiadores y todo aquel que esté en primera línea contra la enfermedad. El Gobierno calcula que con los antígenos proporcionados por Pfizer se cubrirá la inmunización de las batas blancas. Después, en enero, comenzará el turno de las personas mayores de 65 años y después a la población de cualquier edad que presente enfermedades sinérgicas con la covid-19, como la hipertensión, obesidad o la diabetes, muy acusadas en México. Finalizada esta ronda, entrarán los maestros, al menos en aquellos Estados donde ya se dan las condiciones para volver a las clases, como es el caso de Chiapas o Campeche, Estados que están en semáforo verde.Otros laboratoriosMéxico no solo ha alcanzado compromisos de compra con Pfizer, de la que se esperan en febrero otros tres millones y en marzo, cinco más. Para finales de 2021 se espera que el país haya recibido 34,4 millones de dosis. Con la farmacéutica china CanSino se ha establecido un acuerdo para la recepción “a partir de enero y hasta marzo” de ocho millones de dosis y 9.000 voluntarios ya se la han aplicado, así como la de Janssen que la recibirán 2.000 voluntarios. La vacuna de CanSino no requiere una segunda dosis ni conservación en frío. El laboratorio AstraZeneca recibirá su autorización de emergencia en enero para Europa —ya la ha conseguido en Reino Unido— y también para México, según informó el canciller Marcelo Ebrard el pasado 24 de diciembre. México envasará 77,4 millones de dosis en convenio con Argentina, donde se producirá el principio activo. Covax es el consorcio auspiciado por la OMS para repartir vacunas de forma solidaria entre los países del mundo y en el que México también participa: habrá dosis para el 3% de la población en el primer cuatrimestre de 2021. Con el principio activo de la estadounidense Novamax se espera inmunizar a 2.000 personas, un caso interesante porque es una tecnología diferente. Se cuenta también, avanzado el tiempo, con tener la vacuna alemana, CureVac.Cómo inmunizarseEl subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell ha informado este martes de que es innecesario ponerse vacunas diferentes, de distintos laboratorios. No pasaría nada, pero ha explicado que todas ellas proporcionan una inmunización suficiente. Preguntado también por la logística a aplicar para que la vacuna universal y gratuita no se repita en los pacientes, ha explicado que la Fundación Slim ya ofreció en el sexenio pasado una cartilla de vacunación electrónica que permite seguir con fidelidad a quiénes han recibido su dosis. Está implantada en 18 Estados. Pero López-Gatell ha informado de que la actual Administración evaluó las ventajas de esa cartilla y concluyó “que tenían un coste alto respecto a su utilidad”. “Estaba muy lejos de ser un sistema de información para el Sistema Nacional de Vacunaciones”. El subsecretario ha explicado que ahora se cuenta con otro sistema de información “muy robusto” sin coste adicional y que se aplicará por primera vez con la covid-19. La vacuna no será obligatoria en México, pero se tratará de convencer a la gente de su utilidad, ha dicho el presidente.En cuánto tiempoAplicar la vacuna a toda la población no es fácil en ningún país, tampoco en México, con unos 127 millones de personas, en un censo de líneas difusas y muchos habitantes en zonas remotas. Tampoco es sencillo el proceso: hay que contar con el personal disponible para inmunizar, con que los millones de dosis que puedan llegar no se atasquen por falta de alcohol, vendas, algodón, etcétera. Igual que en su día faltaron los cubrebocas, faltarán las jeringuillas hasta que el mercado se vaya reponiendo. El mundo entero se está vacunando o se va a vacunar, dicen los expertos. A todo ello hay que sumar las dificultades de la conservación, que no son pocas, puesto que algunos modelos requieren 70 grados bajo cero y sin esos congeladores no hay forma de acumular el stock. Mauricio Rodríguez Álvarez, profesor del Departamento de Microbiología de la UNAM entiende las dificultades propias del proceso y pone un ejemplo aclarador: De los 36 millones de dosis para la influenza apenas se han usado el 60% y ya van dos meses y medio con la campaña.CorrupciónEn México ya se han escuchado las primeras quejas en las que se revela que algunos miembros de equipos directivos de hospitales y sus familias están siendo inmunizados aun cuando no están en la primera línea del combate a la enfermedad. La jefa del Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, no lo negó, simplemente dijo que rechazaba cualquier caso de nepotismo en este sentido. El presidente López Obrador también ha insistido sobre ello: “Pido a todos los mexicanos que nos ayuden para que nadie se brinque la fila, que se actúe con rectitud y con equidad, y así vamos a avanzar. No porque uno tenga dinero va a ser primero en vacunarse, o porque sea político o influyente. Eso no, eso es inmoral”.

Fuente

Opina sobre este artículo