Atlético, Barça y Real Madrid creen en poder ganar la Liga

11


Hacía varios años que la Liga no tenía tres firmes candidatos a ganarla a falta de diez jornadas para su finalización. La última, la 2015/16 que se acabó llevando el FC Barcelona, que como este año el Atlético dilapidó una importante renta. Finalmente los culés se llevaron aquel título con un punto más que el Real Madrid y tres más que los colchoneros. Los de Simeone han dominado esta campaña la competición con puño de hierro, pero las dudas le han llegado en el peor momento, con el Barça en una racha impresionante y el Madrid también apretando. Cuatro puntos es la ventaja rojiblanca sobre los culés y seis sobre los merengues, y ahora el trío de cabeza mira su calendario y el de sus adversarios haciendo cuentas.Además, dos duelos directos van a marcar quién será el campeón. El primero, dentro de dos jornadas, cuando el Real Madrid recibirá al FC Barcelona en el Di Stéfano el 10 de abril. El otro, el choque entre el conjunto azulgrana y el Atlético el fin de semana del 9-10 de mayo en la jornada 35.Por ahora, el único que depende de sí mismo es el Atlético de Madrid, pero todos ellos tienen motivo para pensar en que pueden proclamarse campeones… y también para dudar de ello.Calendario diez últimas jornadas de LigaCarlos GámezAtleti: un líder con dudasSu ventaja se ha reducido mucho en poco más de un mes. Un empate ante el Celta tras un gol vigués en los minutos finales, otra igualada ante el Levante, una derrota también ante los granotas en el Wanda y un empate sin goles ante e lGetafe han hecho que el comodísimo colchón rojiblanco se quede en unos raquíticos cuatro puntos sobre el Barça… teniendo que visitar el Camp Nou. Además, también dejó con vida al Real Madrid en un partido que tenía ganado en el minuto 88 pero en el que se echó atrás en el tramo final y acabó viendo como Benzema hacía el 1-1 definitivo.Sus importantes lesiones, varios contagios en coronavirus y una inoportuna sanción a Trippier fueron serios handicaps para un equipo que ha pasado de arrollar a sus rivales con un ataque demoledor y una defensa infranqueable a sufrir en cada uno de sus partidos. Ante el Alavés en el Wanda, un gol de Luis Suárez y sobre todo una milagrosa mano de Oblak en un penalti salvó a los colchoneros de lo que hubiera sido un durísimo mazazo.Pero también hay motivos para el optimismo en el Atlético. Para empezar, es el único que depende de sí mismo, que no es poco. Además, su más inmediato perseguidor, no solo tiene que ganarles sí o sí, también debe hacerlo ante el Real Madrid. Aunque quizás lo más importante es que el equipo de Simeone va a poder centrarse única y exclusivamente en la Liga, con todos sus efectivos además ya recuperados y descansados tras el parón de selecciones.Un gran Barça, el mejor LeoUna racha impresionante y la mejor versión de Leo Messi son dos argumentos demoledores que han hecho que sean muchos los que señalen alBarça como el favorito para la Liga. El propio Imanol Alguacil lo admitió tras ser su Real Sociedad arrasada sin piedad por un rotundo 1-6 en el Reale Arena.Lo de Messi es además casi sobrehumano. 16 goles y 7 asistencias en 12 partidos de Liga en este 2021 demuestran que Leo vuelve a ser el que fue. Con él a los mandos, el Barça ha logrado 37 puntos de 39 en este año, un ritmo demencial e inalcanzable. Serán sus duelos ante Real Madrid y Atlético en los que se decida casi todo.Un Real Madrid imprevisibleDiez victorias seguidas logró el Real Madrid tras el confinamiento la temporada pasada para llevarse el título de Liga. Tiene pinta de que este año deberá repetir algo similar si quiere tener opciones.Zidane lo ha fiado todo a la vieja guardia, y con Benzema, Modric y Kroos a los mandos, el equipo blanco no renuncia a nada. Sin embargo, tener la Champions de por medio es un serio handicap, el partido del Barça será en medio de su doble enfrentamiento ante el Liverpool.Un equipo veterano y con un calendario cargado, pero… ¿alguien se atreve a descartar a los blancos? Es un equipo capaz de ganar los partidos más complicados y de enlazar rachas imposibles, pero también de tropezar ante cualquier equipo.

Fuente

Opina sobre este artículo