Automedicación: ¿Cuáles son los riesgos y por qué ha aumentado en pandemia?

52

Se le denomina automedicación a cualquier consumo de remedio sin receta médica, un hecho que se ha incrementado bastante este último tiempo en nuestro país. Según la última encuesta realizada por Senda, reveló que el 53% de los encuestados aumentó su consumo en pandemia, mientras que un 26,8% mencionó haber consumido la misma cantidad que antes de la crisis sanitaria. Una de las posibles razones, se debe al aumento de patologías en salud mental, la cual preocupa debido al tipo de medicamentos.
Por otro lado, el Colegio de Químicos Farmacéuticos y Bioquímicos de Chile indicó que en nuestro país la automedicación ha sido un problema de preocupación sanitaria, ya que tiene riesgos que pueden ser peligrosos para la población.
Pero no existe mayor conciencia en la población del peligro de consumir fármacos por su cuenta. De acuerdo con el ministro de Salud, Enrique Paris, la automedicación se ha producido muchas veces por la falta de acceso médico.
“El paciente busca su alivio por otras vías y ahí es cuando lee la prensa, ve publicidad, o escucha lo que dice el vecino y compra el medicamento”, dijo en el marco del Coloquio sobre los Riesgos de Automedicación organizado por la Facultad de Ciencias de la Universidad San Sebastián y el Instituto de Políticas Públicas en Salud.
Por otro lado, la doctora Patricia Sepúlveda señala que los efectos de la automedicación son complejos, y que en vez de tener el efecto deseado, provoca todo lo contrario, sobre todo en problemas de salud mental. “El medicamento podría provocar otros síntomas indeseados, como convulsiones, fiebre, dependencia al fármaco, entre otras cosas”, aclara.
¿Por qué se ha visto una alta automedicación durante la pandemia?
Según expertos en salud mental, hoy existen muchos factores que influyen en que las personas se automediquen. De acuerdo con Pablo Jaña, CEO de Recemed, plataforma creada para simplificar la gestión de recetas médicas electrónicas, explica que la situación actual sanitaria ha obligado a la autoridad correspondiente a otorgar medidas extraordinarias y flexibilizar la normativa que regula la dispensación de medicamentos y la exigencia de recetas.
“Por lo mismo hoy es posible adquirir ciertos medicamentos que en otras condiciones requerirían de prescripción por parte de un profesional médico”, afirma.
Según el ejecutivo, uno de los principales factores que lleva a la automedicación, ha sido el encierro, por lo que la incertidumbre junto con el confinamiento puede “inducir al consumo de medicamentos de manera errónea, inclusive poner en riesgo seriamente la salud de la población”, indica Jaña.
Otras de las causas relacionadas a la automedicación que menciona Sebastian Cabrera Vallejos, psiquiatra de la Clínica Universidad de Chile, es que se da por la libertad que tienen los pacientes de comprar sin supervisión médica.
“Debe limitarse y controlarse la venta y la forma en que se prescriben, siempre bajo la supervisión de un profesional de la salud (…) La recomendación es siempre abstenerse de automedicarse si es que no se tiene una prescripción y un tratamiento que responda a un tratamiento cierto, y no dejarse llevar por las sugerencias de cercanos, aunque parezca una recomendación bien intencionada”, señala el experto.
Si bien, la Dra. Sepulveda enfatiza en que no es necesario que todos los medicamentos sean entregados con receta, como el paracetamol, que cubren necesidades de emergencia como un cuadro febril, “si es necesario que el ecosistema de salud sea mejorado, muchas farmacias se saltan los procesos de solicitar la receta o las personas compran medicamentos en lugares informales, eso es preocupante para el bienestar de las personas”.
Una de las recomendaciones para alejarse de la automedicación, que da el CEO de Farmex, farmacia independiente, Alejandro Pérez, es en gran parte llevar una vida sana cómo alimentarse bien y crear una rutina de ejercicios. Sin embargo, en caso de tener algún dolor u otra patología, consultar de inmediato con un especialista. “Consultar dolencias o síntomas en Google no es recomendable y puede generar errores graves en el diagnóstico y recomendaciones erradas sobre los medicamentos a consumir”, menciona Pérez.

Fuente

Opina sobre este artículo