Ayuso y Almeida piden a Pedro Sánchez que aparte a Pablo Iglesias de las instituciones | Madrid

11

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ambos del PP, se han encontrado la mañana de este jueves una Puerta del Sol en relativa calma. Han acudido a comprobar los desperfectos en la zona tras los disturbios y protestas de la noche anterior por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. Con las calles limpias y algunos daños en cajeros y escaparates, la tranquilidad se ha roto por el enjambre de cámaras y periodistas que registraban el breve paseo de ambos, de unos quince minutos, por la plaza.Aprovechando la atención mediática que ha despertado su paseo, Ayuso y Almeida han pedido que Pedro Sánchez aparte a su vicepresidente Pablo Iglesias de las instituciones. Lo consideran responsable de alentar los altercados de la noche anterior en diferentes ciudades, entre ellas, la capital. Los servicios de limpieza municipales retiraban esta mañana las últimas papeleras dañadas, tras haber trabajado durante toda la noche para dejar la zona limpia. La presidenta de la región y el alcalde de la ciudad han charlado brevemente con Carlos, el quiosquero de la Puerta del Sol, y han recorrido la calle Arenal.A su paso, división de opiniones entre algunos vecinos espontáneos. El “vaya paripé” se alternaba con el “gracias, presidenta; gracias, alcalde”.Más tarde, ya en la Asamblea de Madrid, Ayuso ha mostrado en el escaño un adoquín de los que supuestamente se arrojaron durante los incidentes. “Ojalá se hubiera dado tanta prisa para ver el estado de la comunidad tras el paso de Filomena y de cómo están los madrileños de lo que se ha dado hoy en ir a la Puerta del Sol”, le ha respondido el portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyá.“Le pido al presidente del Gobierno que ponga a Pablo Iglesias fuera de las instituciones. Que le cese inmediatamente porque el Gobierno de España no puede estar vicepresidido por semejante político, por llamarle de algún modo”, ha dicho Ayuso en su paseo matutino. Junto a ella, el alcalde, ha ratificado esas palabras.Ambos han agradecido a los servicios de limpieza que la zona haya amanecido despejada de los restos de la batalla campal y han dado las gracias también a las fuerzas de seguridad. Almeida se ha referido a lo ocurrido en la capital como “guerrilla urbana”. Las consecuencias, entiende el alcalde, podrían haber sido mucho peores: “Ese grupo estaba perfectamente coordinado”, no hubo consecuencias más graves gracias a la “pericia” de la Policía Nacional apoyada por la Policía Municipal, ha defendido.El Ayuntamiento no tiene cerrada todavía la evaluación de daños sufridos por los disturbios, según ha explicado la portavoz Inmaculada Sanz en rueda de prensa tras la Junta de Gobierno. En principio, ha añadido, han de ser los seguros los que se hagan cargo de los daños en los comercios y establecimientos atacados por los manifestantes, pero el Consistorio no descarta una posible línea de ayudas.“No deben estar en el Gobierno aquellos que alientan, toleran, apoyan y amparan que se produzcan conductas de este tipo”, ha reclamado el regidor de la capital justo antes de iniciar su paseo. Se ha referido a Hasél como “un vulgar delincuente que si entra en prisión es por la tercera condena” que tiene pendiente. “No es una persona Pablo Hasél que merezca el respeto de ningún demócrata” y “es de justicia que esté en la cárcel”.Ayuso ha pedido a Sánchez y al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que den explicaciones tras las dos noches de disturbios en diferentes ciudades. “Lo más grave –según Ayuso– es que en España hay un vicepresidente que pone en tela de juicio la democracia española” y que “está siempre detrás de todos estos movimientos vandálicos violentos que además se organizan a nivel internacional”, ha añadido mientras citaba medios de comunicación de Irán, Rusia o Venezuela. Esos “movimientos radicales” que buscan “sobre todo derrocar las democracias liberales han de parar”.Los incidentes llegan al debate en la AsambleaLa presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha acusado durante el pleno en la Asamblea a Unidas Podemos de “jalear la fiesta de unos niñatos que se manifiestan por un delincuente que tiene menos arte que cualquiera de los que estamos aquí (en la Asamblea de Madrid) con dos cubatas en un karaoke”, en alusión a los altercados en las protestas por la encarcelación del rapero Pablo Hasél. Ayuso contestaba a una pregunta de la portavoz parlamentaria de Unidas Podemos, Isa Serra, sobre las medidas que va a adoptar el Gobierno para paliar la crisis social. Pero la presidenta ha salido con que lo más importante para ello es que Podemos se vaya de las instituciones.Serra le ha respondido que Unidas Podemos “siempre” está a favor de las movilizaciones pacíficas, y le ha reprochado que en Barcelona “hayan quitado un ojo a una persona por la bala de un policía”, algo que, en su opinión, “debería ser condenado y sancionado porque compromete la labor” de los agentes.El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha condenado “sin paliativos” la violencia y los disturbios de la Puerta del Sol. “No hay ninguna manera de poder justificar y yo no quiero hacerlo sino al contrario, quiero condenar explícitamente la violencia y los disturbios de ayer que me parecen absolutamente injustificables por ninguna razón”, ha recalcado. Además, ha señalado que en el debate en torno a la libertad de expresión en España, es necesario “revisar seriamente” la legislación al respecto”.

Fuente

Opina sobre este artículo