Barcelona desconvoca la junta local de seguridad en medio de una semana de disturbios por Hasél | Cataluña

12


Un joven lanza un contenedor contra agentes antidisturbios de los Mossos este domingo en Barcelona.Albert Garcia / EL PAÍSEl Ayuntamiento de Barcelona desconvocó la semana pasada la junta local de seguridad, que estaba prevista para este jueves, en un contexto de graves altercados en la ciudad desde hace casi una semana tras el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. La junta, que reúne al Ayuntamiento, la Generalitat y la Delegación del Gobierno, se reúne un par de veces al año. “La suspendimos para no contaminarla y se reunirá urgentemente cuando estemos en condiciones”, ha explicado a este diario el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle. El Departamento de Interior del Gobierno catalán estuvo de acuerdo con la decisión, según confirma un portavoz.Batlle ha declinado valorar las declaraciones de este lunes de Jaume Collboni, primer teniente de alcalde del Consistorio, que ha pedido la convocatoria inmediata de la junta que su propio Ayuntamiento anuló la semana pasada. Collboni ha exigido en una entrevista en TVE que se reúna para que el Govern explique qué decisiones va a tomar para que “la ciudad no tenga que sufrir el vandalismo de una minoría radical”.La Junta local de Seguridad de Barcelona es un organismo presidido por la alcaldesa, Ada Colau, quien formalmente tiene la potestad para convocar y desconvocar las reuniones. La junta se reúne de media dos ocasiones al año, y participan representantes del Consistorio, de la Generalitat y de la Delegación del Gobierno. “Siempre se puede convocar una junta extraordinaria”, ha dicho Batlle, que ha insistido en que no tenía sentido reunirse para “hablar de si han bajado los hurtos o los robos” en medio de los altercados. “No teníamos ningún problema en participar”, indican fuentes policiales, que aseguran que hasta el viernes seguía el encuentro adelante. En el foro, añaden esas mismas fuentes, es evidente que se iba a hablar de los graves altercados en la ciudad, donde la factura por los destrozos de contenedores, mobiliario y adoquines supera los 900.000 euros, según cálculos del Consistorio. Además, más de un centenar de personas han sido detenidas.El PSC ha arremetido contra el vicepresidente del Gobierno catalán, Pere Aragonès (ERC). Eva Granados, portavoz del PSC, ha criticado la ausencia de Aragonès desde el inicio de los disturbios en Barcelona y otras ciudades catalanas a raíz de la entrada en prisión de Pablo Hasél, condenado en varias ocasiones por incitación al terrorismo o injurias a la corona, pero también por amenazas y agresión. “Todo el mundo se pregunta dónde está Pere Aragonès, que diga algo. Clama al cielo su incomparecencia y por eso hemos registrado en la diputación permanente que comparezca para que explique el posicionamiento de la Generalitat en lo que está pasando”. Aragonès ha anunciado este lunes que comparecerá antes los medios por primera vez, tras seis días de protestas.

Fuente

Opina sobre este artículo