Bolsa chilena cierra el 2020 en rojo: IPSA acumula caída anual de más de 10%

30

Este miércoles el selectivo registró una pérdida de 0,49%, hasta los 4.177,22 puntos.

Definitivamente, este año marcado por la crisis sanitaria no fue el mejor para la renta variable local que se transa en la Bolsa de Comercio de Santiago. 
El IPSA, principal indicador de la plaza bursátil nacional, cerró este 2020 con una caída anual de 10,55%, según cifras de Bloomberg. Lo anterior, luego que este miércoles el selectivo registrara una pérdida de 0,49%, hasta los 4.177,22 puntos. En 2019, el retroceso anual fue de 8,53%. 
Las principales bajas de la jornada las encabezaron las acciones de CGE, con un retroceso de 2,82%, seguido por los papeles de Minera Valparaíso, con una contracción de 2,47%, y Copec, con una baja de 2,30%. 
Por el lado de las alzas, los títulos de Oro Blanco subieron 3,66%, los de Enel Generación Chile escalaron 3,11% y los de Lipigas avanzaron 2,90%.
En términos de montos transados de acciones, desde la Bolsa informaron que hubo una contracción de 10,27% en el año, hasta los US$ 40.056 millones, y una baja de 22,85% en renta fija, hasta los US$ 222.323 millones.
Mercados internacionales 
Las bolsas europeas, en tanto, terminaron este miércoles con caídas, pese a que en la mañana celebraron la aprobación de una nueva vacuna contra el coronavirus, mientras que en Wall Street las cifras fueron positivas. 
En el viejo continente, las cifras de infección se sitúan en sus mayores niveles y algunos prevén una tercera ola, mientras que, a mediano plazo, la campaña de vacunación da esperanzas a los inversionistas de mejores perspectivas. Justamente, esta jornada, Reino Unido dio luz verde a la vacuna de Oxford y AstraZeneca. 
El coronavirus no es lo único que impacta en los mercados este penúltimo día del año, ya que en Estados Unidos el líder republicano en el Senado, Mitch McConell, decidió bloquear el aumento del plan de estímulo fiscal que fue acordado en el Congreso. Los distintos mercados apostaban a que el Senado despachara ayer la entrega de cheques de ayuda por US$ 2.000. 
Es así como el FTSE 100 del Reino Unido encabezó los resultados rojos del día en Europa, con una caída de 0,71%, seguido por el DAX alemán, que retrocedió 0,31%, y el Euro Stoxx 50, el que bajó 0,27%. Más atrás, el IBEX 35 español registró una contracción de 0,25% y el CAC 40 francés perdió 0,22%. 
En la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones subió 0,24%, el S&P 500 escaló 0,13% y el Nasdaq avanzó 0,15%. 
“Si bien estamos contentos con el estímulo que tenemos hasta ahora, es probable que necesitemos estímulo adicional porque el aumento de los casos de Covid probablemente conducirá a más bloqueos regionales después de las vacaciones”, dijo la directora de estrategia de cartera de Verdence Capital Advisors, Megan Horneman, a CNBC.
En los ya cerrados mercados asiáticos, el Hang Seng de Hong Kong avanzó 2,18%, el CSI 300 chino escaló 1,40% y el Shangai Comp tuvo un alza de 1,05%. Por el contrario, el Nikkei 225 japonés retrocedió 0,45%. 
El balance del año 
El trader senior de Libertex, Carlos Quezada, explica que si se toma como referencia al S&P 500, se vio un muy buen desempeño bursátil este 2020. 
El especialista recuerda que el índice estadounidense pasó de cotizar desde los 3.400 puntos a finales de febrero a los 2.240 en solo tres semanas, lo que representa una caída de superior al 30%.
“En esos momentos de incertidumbre, activos refugio como el dólar se apreciaban subiendo casi 10% en el mismo periodo, y se hablaba de que el mercado podría seguir cayendo y perder los 2.000 puntos, debido a que las medidas de confinamiento afectan gravemente a la economía a nivel global”, señala. 
“Pero no fue así; incluso el S&P 500 ya en el mes de agosto recuperaba nuevamente los 3.400 puntos, y a la fecha cotiza en los 3.670 puntos, lo que representa un alza superior al 60% si calculamos el alza desde los mínimos de marzo, y 14% desde inicios del 2020 a la fecha”, agrega. 
De acuerdo con el experto, los fundamentos del alza fueron la intervención de los distintos bancos centrales en el mundo; la alta rentabilidad de algunas empresas que se vieron favorecidas por la crisis, especialmente las tecnológicas, como por ejemplo, Netflix o Amazon; y el desarrollo de vacunas para enfrentar el Covid-19.  
“Todo parece indicar que, durante este mes y principios del próximo año, se mantendrán las compras de acciones a nivel global, donde incluso antes de que termine el año podríamos ver al S&P 500 muy cerca de los 3.800 puntos, mirando ya de cerca los 4.000 puntos para principios del próximo año”, concluye Quezada. 

Fuente

Opina sobre este artículo