Cambio de estación y propagación de Covid-19 ¿Por qué es un riesgo? 

11

El otoño llegó y las temperaturas comienzan a descender, lo que puede favorecer el aumento de los contagios de Covid-19.
“El coronavirus, como todas las enfermedades respiratorias, tiene una mayor incidencia de casos durante los meses invernales. Esto se debe particularmente a condiciones ambientales”, explica Claudio Figueroa, doctor en Ciencias Biológicas y académico de la Facultad de Medicina y Ciencia de la Universidad San Sebastián.
El especialista detalla que, al bajar las temperaturas, las condiciones de ventilación y de agrupación de personas en los espacios suele modificarse.
“En verano existe una ventilación óptima de todos los espacios, y el calor hace que las personas quieran estar en lugares más abiertos. En meses más fríos eso no es factible, y como sambas condiciones son clave para evitar los contagios de Covid, se aumenta la probabilidad de contraer el virus”, explica.
Entonces, ¿por qué las cifras de contagios están altas si recién termina el verano? Figueroa apunta a que parte importante de esta segunda ola está exacerbada, principalmente, por temas de comportamiento.
“Hubo personas que efectivamente relajaron sus medidas de autocuidado, sobre todo porque ya inició el proceso de vacunación. Es importante destacar que el objetivo de las inoculaciones es prevenir cuadros graves de la enfermedad, no obstante, la vacuna puede generar una diseminación asintomática del patógeno”, recalca.
Dado este contexto, el académico hace un llamado a mantener al pie de la letra las medidas de protección. “El uso correcto de mascarilla, la distancia social, el lavado de manos frecuente, el respeto a las cuarentenas determinadas por la autoridad sanitaria, y acceder al proceso de vacunación en curso, será fundamental para controlar la pandemia”.
Vacunación masiva de cara al invierno  
En febrero se inició la vacunación a la población chilena, cuyo fin último es generar la llamada “inmunidad de rebaño”, advierte Figueroa. “Cada uno de nosotros somos un blanco para que el virus se multiplique, y si tú tienes una gran tasa de personas vacunadas, puedes llegar a una situación donde el flujo de la enfermedad disminuya, y que represente bajo riesgo para la población. En este caso hablamos de inmunidad de rebaño.”
Pero el docente enfatiza que aún no se sabe cómo actuará el Covid-19, y cómo tolerará la vacuna la población. “En los siguientes meses veremos el comportamiento del virus con la vacunación. Por lo mismo es importante que se mantengan las medidas de protección y cuidado de la población”.

Fuente

Opina sobre este artículo