Chile valora la disposición de Bolivia para retomar la relación bilateral

19

El ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, valoró este martes la propuesta para retomar el diálogo bilateral de Bolivia, pero recordó que el Tribunal de La Haya, en su histórico fallo de 2018, estableció que Chile no tiene obligación de negociar una salida al mar para su vecino país altiplánico.
El canciller se refirió a las declaraciones del presidente boliviano, Luis Arce, quien en el acto oficial en La Paz con motivo del Día del Mar, en el que los bolivianos conmemoran la pérdida de su litoral ante Chile, aseguró que la reclamación marítima es una cuestión “abierta y pendiente” y anunció que retomará las políticas establecidas durante el gobierno de Evo Morales en busca de un acercamiento con Chile.
El mandatario boliviano aseguró que su gobierno dará “continuidad a la senda trazada en 2019” por Morales con una serie de pasos que incluyen la búsqueda de un “acercamiento bilateral con Chile”, según consignó la agencia Efe. 
Además, Arce anunció que se buscará restablecer las instancias de cooperación bilateral con Chile, así como las negociaciones para “precautelar los derechos de Bolivia frente a la privatización unilateral de los puertos chilenos que afectan los intereses” del comercio internacional de su país.
A través de una declaración pública, Allamand señaló que el Gobierno “valora la propuesta boliviana de retomar el acercamiento bilateral e iniciar un nuevo tiempo de relacionamiento entre ambos países”.
“Chile expresa su convicción de que el diálogo no es sólo el camino más idóneo sino es el único razonable para alcanzar fórmulas de entendimiento, integración y cooperación entre ambas naciones”, agrega el texto, complementando también que se busca ayudar en el “combate a la grave pandemia del Covid-19”.
Sin embargo, Allamand subrayó que la demanda boliviana “fue definitivamente resuelta por la Corte Internacional de Justicia en 2018”.
“En cualquier caso, lo anterior no debiera ser obstáculo para que las partes aborden diversas materias de interés como el libre tránsito, el fortalecimiento del comercio bilateral y, en general, avancen iniciativas que favorezcan el intercambio político, educacional y cultural”, afirmó el jefe de la diplomacia chilena.
Allamand concluyó señalando que “Chile, en el marco de un temario mutuamente acordado, está dispuesto a retomar sin dilaciones el diálogo con Bolivia”, y que el país “piensa que la diplomacia está llamada a abrir un promisorio horizonte para naciones que debieran hermanar esfuerzos en beneficio del progreso de sus pueblos”.
La disputa marítima entre ambos países se intensificó en 2013, cuando el gobierno de Morales presentó ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, tribunal de las Naciones Unidas, una demanda que buscaba que el alto tribunal obligase a Chile a negociar un acceso soberano al océano Pacífico a su país.
El conflicto entre ambos países se remontaba a la Guerra del Pacífico (1879-1884), contienda en la que Bolivia perdió su salida al mar con la cesión del desierto de Atacama a Chile, lo que supuso la pérdida de 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.
La soberanía de Chile sobre esa zona se ratificó con el denominado Tratado de Paz y Amistad entre ambos países que se firmó en 1904.
Con la demanda, que se extendió durante cinco años, Bolivia buscaba iniciar un proceso de negociación con Chile con el objetivo final de recuperar su soberanía sobre estos territorios.
En octubre de 2018, la corte determinó que Chile no tiene obligación legal de negociar con Bolivia.

Fuente

Opina sobre este artículo