China realizó un primer contacto con el denominado Gobierno Civil Birmano

10

La embajada de China en Rangún ha realizado un primer contacto con el llamado gobierno civil de Birmania (Myanmar), formado por cargos electos depuestos por la junta militar en el golpe de estado del 1 de febrero, informó el diario local The Irrawaddy.
Varias fuentes confirmaron que un consejero de la delegación china habló por teléfono con un miembro del Comité de Representantes de la Asamblea de la Unión (CRPH), autoproclamado como gobierno legítimo y declarado organización ilegal por parte de la junta militar.
China no ha condenado el levantamiento militar y ha ejercido su derecho a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU para que no se impusieran sanciones a Birmania, como ya han hecho las principales potencias occidentales -EEUU, Reino Unido y la Unión Europea- en respuesta a la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad que han matado a casi 600 civiles en su brutal represión contra las protestas.
Durante la llamada, las dos partes trataron la situación de Birmania tras el golpe y el representante del gobierno civil, cuyos miembros viven en Birmania de manera clandestina, pidió a China que apoye al pueblo birmano para derrocar a los líderes golpistas y restaurar la democracia.
El diplomático chino reiteró que la actual situación no es la que China quiere ver y expresó su preocupación por la seguridad de los ciudadanos e inversiones chinas en Birmania ante la escalada de violencia, señaló The Irrawaddy.
A mediados de marzo decenas de fábricas de textil, incluidas algunas propiedad de empresarios chinos, ardieron en un distrito industrial de Rangún, la mayor ciudad del país, durante las protestas contra el golpe militar.
CHINA NIEGA HABER APOYADO EL GOLPE
Pekín ha negado haber apoyado o dado su consentimiento tácito al golpe de Estado y ha reiterado que espera que todas las partes resuelvan sus diferencias e impulsen la estabilidad en el país.
La ola de protestas en contra de la junta militar y la detención del gobierno electo de la líder Aung San Suu Kyi continuaron este jueves en varias ciudad de país a pesar de la brutal represión de la policía y los soldados, que solo ayer dejó al menos 12 muertos.
Como parte de la persecución contra personajes públicos que se han posicionado contra la junta militar hoy fue detenido el modelo y actor Paing Takhon.
Los uniformados justifican el golpe por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido de Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, y que fueron consideradas legítimas por los observadores internacionales.

Fuente

Opina sobre este artículo