China reconoce que cuatro de sus soldados murieron en conflicto con India en junio pasado

23

Las autoridades chinas reconocieron hoy por primera vez que al menos cuatro de sus soldados murieron el pasado mes de junio durante uno de los enfrentamientos con las tropas indias en un área fronteriza disputada en el Himalaya occidental.
La Comisión Militar Central, órgano que controla a las fuerzas armadas chinas, anunció la imposición de medallas póstumas a cuatro “mártires que se sacrificaron para defender la soberanía nacional y el territorio”.
India había informado del fallecimiento de 20 de sus soldados y de que otros 76 habían resultado heridos, mientras que hasta el momento de China solo habían surgido informaciones en las que se reconocían bajas pero en un número que “no era alto”.
Pekín también nombró héroe a un coronel que lideró a los soldados durante el enfrentamiento y que resultó, según la cadena de televisión estatal CCTV, “gravemente herido”.
La versión china del conflicto es que, en abril, las tropas indias pasaron la línea que sirve de frontera “de facto” entre ambos países en la zona y que en junio infringieron los acuerdos bilaterales y volvieron a cruzarla para “provocar deliberadamente y atacar violentamente” a los emisarios y soldados chinos que habían acudido a negociar.

El choque en la zona del valle de Galwan, al oeste del lago Pangong, fue el peor en 45 años entre las potencias nucleares, que mantienen una histórica disputa por varias regiones del Himalaya.
Ambos países reaccionaron al enfrentamiento reforzando su presencia militar en la conocida como Línea de Control Real (LAC) mientras trataban de solucionar la crisis por la vía diplomática.
De hecho, la semana pasada, el Gobierno indio anunció que los dos Ejércitos habían dado comienzo a la desescalada en la región tras meses de negociaciones que facilitaron un acuerdo para cesar el despliegue militar de manera “escalonada, coordinada y verificada”.
Este miércoles, unas imágenes vía satélite confirmaron la retirada de las tropas chinas de la zona fronteriza, aunque Pekín y Nueva Delhi seguirán negociando en las próximas fechas.

Fuente

Opina sobre este artículo