Clínica Las Condes: administración y médicos anuncian acuerdo que pone fin al conflicto

51

El punto central fue el establecimiento de un nuevo esquema de contratos de arriendo y aportes médicos que entrará en vigencia el 1 de enero de 2021.

Luego de meses de duro conflicto entre facultativos y controladores de Clínica Las Condes (CLC), la administración y el Cuerpo Médico anunciaron ayer que llegaron a un entendimiento “total” en relación a un nuevo contrato marco para el tema que encendió la división entre ambos estamentos: las condiciones establecidas en los arrendamientos de los espacios de atención e infraestructura para los doctores de esa institución.
Asimismo, el acuerdo aborda el cambio en el modelo de aporte financiero de los médicos a la clínica, ámbito en el cual la administración venía impulsando un aumento del porcentaje recaudado, asunto respecto del cual los médicos habían manifestado su disposición a dialogar.
Las partes “suscribieron hoy el acuerdo que establece que los nuevos contratos de arriendo y aportes médicos entrarán en vigencia el 1 de enero de 2021”, señaló CLC a través de un comunicado.
En relación a la implementación, CLC informó a la Comisión para el Mercado Financiero que se fijó un plazo de 15 días para que los médicos “suscriban el Contrato Marco de forma individual y voluntaria”. También dejó sin efecto el cobro de arriendos correspondientes al mes de julio y a 15 días de noviembre.
La clínica indicó que este convenio implicó el “inmediato desistimiento del recurso y demandas presentadas”. Esto, principalmente en referencia al recurso de protección que el cuerpo médico interpuso en la Corte de Apelaciones de Santiago en septiembre pasado para oponerse a la fórmula de arrendamiento que la administración quiso implementar el 1 de octubre pasado pero que finalmente quedó en suspenso por determinación de ese tribunal.
El firma del acuerdo fue encabezada por el presidente de CLC, Alejandro Gil, y la Dra. Viviana Herskovic en representación del Comité Ejecutivo de Médicos de CLC. “Gracias al esfuerzo y disposición de todas las partes, se ha alcanzado total acuerdo en esta negociación, teniendo siempre como prioridad a nuestros pacientes. A partir de hoy se abre una nueva etapa de trabajo conjunto en la clínica, donde vamos a reforzar nuestro liderazgo como uno de los mejores centros de salud de nuestro país y de América Latina, con excelencia y compromiso social”, detalló la institución.
Los próximos desafíos
Tras el cierre de este complejo capítulo, la clínica puso énfasis en la tarea de mejorar su desempeño operacional y financiero en los próximos meses luego del impacto causado por la pandemia en las prestaciones no asociadas al Covid-19. Al respecto, CLC valoró ayer que su actividad en los meses de octubre y noviembre “alcanzó niveles históricamente altos y vemos una fuerte recuperación en atención integral a los pacientes”.
El desafío por venir es grande, ya que la clínica registró pérdidas por un total de $ 12.234 millones en los primeros nueve meses de este año, cifras que se comparan con las utilidades por $ 5.079 millones anotadas en el mismo lapso de 2019. El principal factor que disminuyó los resultados fue la baja de 14% en los ingresos, causado por la caída de 31,9% en las intervenciones quirúrgicas, de 38,5% en las consultas médicas y de 38,3% en la actividad de imágenes. Un punto positivo lo aportó la baja de 3,6% en los costos de venta a septiembre.
En relación a sus próximos planes, la clínica indicó que “vamos a avanzar rápido con nuevas inversiones por más de $ 6.000 millones en renovación de equipos e instrumental médico, promover y fomentar la innovación e investigación, capacitación y perfeccionamiento médico, entre otras áreas”. En este punto destacó los planes en el área oncológica. “Vamos a tener equipos de vanguardia únicos en América Latina que consolidarán nuestro liderazgo”, señaló.

Fuente

Opina sobre este artículo