Comisión de Productividad propone a gobierno 73 recomendaciones para mejorar productividad en sector de la Construcción

59

Durante una semana -desde hoy y hasta el viernes 27 de noviembre- se analizarán en detalle los principales resultados arrojados por el estudio “Productividad en el sector Construcción”, entre los que se analizarán aspectos como: institucionalidad y regulación, capital humano, sostenibilidad e impacto en la cadena productiva.

Hoy comienza la Semana de la productividad, actividad realizada de manera coordinada entre la Comisión Nacional de Productividad (CNP) y la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).
Durante este encuentro, que se extenderá hasta el viernes 27 y que podrá seguirse en www.semanadelaproductividad.cl, la CNP estará presentando los hallazgos y recomendaciones finales del estudio que le mandató el Gobierno de Chile en 2019, “Productividad en el sector de la construcción”, para que determinara y analizara los principales frenos a la productividad del sector, y propusiera una hoja de ruta con medidas orientadas a superar los obstáculos visualizados.
Cabe mencionar que este estudio, que ya fue entregado a la Presidencia de la República, se configura como un modelo de colaboración público-privada, en el que parte del proceso de recolección de información fue llevado a cabo por Matrix Consulting. A pedido de la CChC, Matrix contrajo acuerdos con una serie de empresas constructoras en Chile y el extranjero, tanto para obras de edificación residencial como de infraestructura, con el fin de recopilar y sistematizar datos a nivel de las obras de dichas empresas. Con ello, el estudio no sólo presenta mayor nivel de detalle en la evidencia, sino que resalta la importancia de la colaboración público-privada en el diseño de propuestas de política pública.
El secretario ejecutivo de la CNP, Rodrigo Krell, explica que la investigación analiza el estado y evolución de la productividad en el sector de la construcción, identificando las principales barreras que inhiben una mayor eficiencia en el desarrollo de obras de infraestructura pública y edificación privada.
Por su parte, el economista senior de la CNP que ha liderado este estudio, Esteban Rojas, detalla que la investigación contiene 135 hallazgos y 73 recomendaciones de política pública para mejorar la productividad del sector, presentando una hoja de ruta que prioriza las propuestas según su impacto y complejidad de implementación.
Durante la semana, a través de distintas presentaciones se analizarán los diversos capítulos de este estudio, que advierte varios puntos a considerar: sin importar el indicador utilizado, la productividad del sector construcción en Chile es menor al promedio OCDE y al resto de la economía chilena. Primero, la brecha de productividad de la construcción entre Chile y el promedio de referentes OCDE aumentó 20% durante el período 2009-2018, desde 43 puntos porcentuales (pp) a 52pp, concluyendo que la productividad de los referentes es más del doble que la chilena. Segundo, la productividad de la construcción en Chile es menor a la mayoría de los demás sectores, siendo equivalente al 80% del promedio del resto de la economía. Tercero, y de acuerdo con el benchmark realizado por Matrix, en edificación, las obras nacionales analizadas presentan en promedio un indicador de 0,24 m2 por persona-día, mientras que la muestra internacional es de una media de 0,37 m2 por persona-día, un 53% mayor.
De la misma manera, los referentes internacionales logran una productividad promedio de un 53% y un 220% mayor para edificaciones en altura y obras viales, respectivamente.
Antonio Errázuriz, presidente de la CChC, señala que “tenemos un gran desafío como industria. Nuestro objetivo es impulsar la implementación de aquellos aspectos clave que definió este informe para elevar nuestra productividad a estándares mundiales”.
Hallazgos y recomendaciones
Durante el encuentro también se analizarán los hallazgos del estudio. Esteban Rojas adelanta que las grandes obras de infraestructura pública tardan, en promedio, más de tres períodos presidenciales en materializarse. En parte, esto se debe a que los proyectos ven fragmentado su desarrollo y a que faltan criterios explícitos de decisión en casos tan relevantes como la definición de la modalidad y tipo de contrato de una obra.
Por su parte, Rodrigo Krell detalla que el estudio plantea cinco recomendaciones para mejorar la construcción de obras de edificación privada, 25 de obras infraestructura pública y 43 que buscan hacer frente a los obstáculos detectados en ambos subsectores de la construcción. “En cuanto a la vía de implementación, 55 se pueden aplicar por la vía administrativa y 18 requieren cambios legales. El Ministerio de Obras Públicas es el gran llamado a llevar adelante las propuestas, las que sugieren 21 otros organismos para implementarlas”, afirma.

Fuente

Opina sobre este artículo