Congreso aprueba el tercer retiro de las AFP

17

Ello, pese a que el presidente Sebastián Piñera no ha dado señales de desistirse de la presentación que hizo ante el Tribunal Constitucional para frenar la iniciativa.

Con un quórum que superó los 2/3 de la Cámara – 119 a favor, 17 en contra y 3 abstenciones-, la Cámara despachó a ley la reforma constitucional que permite un tercer retiro desde los fondos de las AFP, visando las modificaciones realizadas por el Senado; tras lo cual la Corporación despachó a La Moneda el oficio en que se da cuenta al Presidente de la República que la iniciativa fue aprobada y concluyó su tramitación.
Entre las citadas modificaciones destaca principalmente la que hace extensivo el beneficio a los jubilados a través del sistema de rentas vitalicias a modo de adelanto.
Esto ocurre en medio de los llamados reiterados desde su propio sector, al presidente Sebastián Piñera, para que desista de la presentación para frenar la iniciativa que realizó ante el Tribunal Constitucional, que ya fijó para 27 de abril la audiencia para analizarla.
El proyecto establece que se podrá retirar hasta el 10% de los fondos acumulados en las AFP con un máximo de 150 UF y un mínimo de 35 UF. Los jubilados de rentas vitalicias podrán adelantar el pago hasta por un monto equivalente hasta el 10% del valor correspondiente a la reserva técnica que mantengan en la respectiva compañía de seguros, con un tope de 150 UF.
Ni unos ni otros deberán pagar impuestos y tendrán hasta un año para concretar el retiro de los fondos.
El pago para los afiliados a las AFP se deberá realizar en un plazo no mayor a 15 días desde realizada la solicitud, mientras que para los jubilados de rentas vitalicias este plazo aumenta a 30 días corridos.
La sesión se realizó a partir de las 14:00 horas y en medio de un complejo ambiente político, dado que el Gobierno ha rehusado a desistirse de retirar su presentación ante el Tribunal Constitucional. Por lo que las intervenciones, casi sin excepción y tanto de representantes de la oposición como del oficialismo, apuntaron a llamar al mandatario a no seguir adelante con su presentación.
No fueron pocos los diputados que hicieron hincapié en que Chile pasó por “la peor crisis de su historia”, como fue el caso del representante de la DC, Matías Walker. En la misma línea el diputado radical Alexis Sepúlveda advirtió que en el actual escenario “está en riesgo la democracia, está en riesgo la estabilidad social”.
Por su parte, el diputado de RN, Eduardo Durán lamentó que “llevamos más de un año (con la pandemia) y no han llegado medidas contundentes” a todos los sectores y apeló a tener presente “las demandas del 18 de octubre”.
Mientras que el jefe de la bancada del PPD, Raúl Soto, se valió de una olla para representar las manifestaciones y cacerolazos que se han producido los últimos días a lo largo del país, de parte de quienes -según manifestó- esperan y necesitan el 10%.
El diputado Pablo Vidal (indep. exRD) instó al Presidente a que “retroceda en este error histórico de ir al Tribunal Constitucional”, pero señaló que de no hacerlo, “iremos al TC a defender el tercer retiro”.
Los mejores momentos del país han sido, dijo el presidente de la UDI Javier Macaya, cuando todos se unen tras un mismo objetivo, quien además aseguró que aún hay tiempo para llegar a un acuerdo.
Se cerró el debate con la intervención del  ministro de la Segpres, Juan José Ossa, quien manifestó que el Gobierno y el presidente Sebastián Piñera hacen “el máximo esfuerzo por contribuir al país” y que dado que a la actual administración le resta sólo un año, sería fácil entregar recursos, pero que eso debe hacerse con responsabilidad.
Por último, “es la hora de la amistad cívica”, sentenció.
Concluida la sesión la Cámara de Diputados despachó a La Moneda el oficio en que da cuenta al Presidente de la República que la iniciativa fue aprobada y concluyó su tramitación, detallando el contenido del proyecto.

Fuente

Opina sobre este artículo