Constituyente Mauricio Daza respalda quórum de 2/3 y pide “transparencia” dentro de la Convención para evitar la “caja negra” del lobby

45

El abogado y convencional constituyente por la Región de Magallanes, Mauricio Daza, se refirió al quórum de 2/3 que tendrán que obtener las materias que se debatan para la Nueva Constitución, posiblemente uno de los puntos que más genera ruido entre los 155 constituyentes.
En entrevista con El Mostrador en La Clave, Daza afirmó que dicha ley “es precisamente el cuerpo normativo que se dictó para los efectos de implementar este proceso constituyente, es vinculante a la Convención en términos tales que no podemos cambiar las reglas establecidas. Y lo segundo, si es que podemos, es necesario no cambiar esas reglas. Yo creo que estoy de acuerdo con lo que se señala en cuanto a que nosotros somos un poder constituyente originario. Acá nosotros vamos a tener que definir una nueva Carta Fundamental. Y en ese sentido yo creo que sí podemos cambiar la norma establecida en la Ley 21.200. Ahora, dicho eso, yo no estoy de acuerdo en cambiar mucho esas normas, porque con ella en muchos casos estoy de acuerdo. Por ejemplo, la regla de los dos tercios”.
“A mí lo que me causa un poco de ruido tiene que ver con la Secretaría Técnica, el señalar la existencia de un órgano técnico, entre comillas, integrado por profesionales, que supongo que serán abogados constitucionalistas, que traten de guiar la actuación de los convencionales. A mí no me parece, porque finalmente lo que se pretende hacer parecer es como si fuese un órgano neutro, técnico. Y la verdad que en esta materia no hay nada neutro ni técnico, entonces es eminentemente político la definición de una nueva Carta Fundamental. Pero más allá de ese punto, yo creo que en general estoy de acuerdo con las normas de la ley 21.200 y en especial lo más polémico que tiene que ver, o que podría llegar a ser lo más polémico que tiene que ver con el quórum de dos tercios para poder ingresar normas a esta nueva Constitución”, agregó.
“Yo creo que la naturaleza de una Constitución exige que las normas estén contenidas en ella, tengan una estabilidad necesaria para poder proyectar este cuerpo normativo en los próximos diez, veinte, treinta años. Y lo que se requiere para ello es contar con consensos amplios. En aquellas materias donde no existan esos consensos amplios, entonces será la ley la que tendrá que regularlo. Pero a nivel constitucional, y esto, además, es cosa de ver el derecho comparado con lo que ocurre en otros países, siempre se exigen quórum especiales que van más allá del 50 más uno”, explicó sobre este tema.
Clave la “transparencia”
En otro tema, Mauricio Daza se refirió a la importancia de la transparencia al interior de la Convención, para que no ocurran casos de corrupción que afecten la elaboración de la nueva Carta Magna. “Es todo un desafío difícil, sobre todo en nuestro país, donde en la práctica los grandes grupos económicos han tenido una influencia determinante en la manera cómo se gestiona el Estado a través precisamente de la captura de los principales líderes de los principales partidos, que a su vez también tienen concentrada la actividad política. Yo creo que ahí también tenemos que hacer cambios para los efectos de abrir un poco la posibilidad de que los independientes podamos competir, armar listas y también que la población tenga nuevas alternativas para elegir y no esté esto absolutamente amarrado. Respecto del trabajo anterior de la Convención, lo que hablábamos, esta ley 21.200, la que establece la norma de la Convención, señala de que serán aplicables las disposiciones de la Ley de Lobby, pero eso es claramente insuficiente”, afirmó.
“Yo creo que ahí es muy importante la transparencia, la transparencia que logremos definir en el reglamento, que está la posibilidad de poder conocer todos los debates que se dan para que también exista un control público. Yo creo que hay que extender las causales vinculadas a las inhabilidades, por ejemplo en materia de Código de Aguas o más bien de los derechos de aprovechamiento de agua. También ha habido algún tipo de debate ahí que se ha planteado y yo creo que hay que ir más allá de la Ley de Lobby en el reglamento”, indicó.
En este contexto, Daza añadió que “hay que recordar que la ley de Lobby fue muy tramposa, porque fíjate que había una gran regulación, que no tenía muchos conceptos no muy llamativos, pero la letra chica estaba. Y dentro de la letra chica se admiten los centros de estudio, los think tanks, que ahí es donde el día se hace el lobby. Porque son estos centros de estudios que generalmente están asociados a partidos los que van generando los proyectos de ley, las indicaciones, etcétera. Y obviamente hay una caja negra gigantesca. Yo creo que hay que ir más allá de la Ley del Lobby, pero por sobre todo, definir transparencia y participación ciudadana, porque es también un mecanismo de control una participación ciudadana que sea activa”.

Escuche la entrevista a Mauricio Daza acá:



Fuente

Opina sobre este artículo