Debate gobernadores de O’Higgins: Silva (PS) asegura que están en juego “dos visiones distintas para la región”, mientras Cornejo (UDI) se desmarca y dice que “no soy el candidato de Piñera”

32

Cómo recuperar a una región golpeada por la pandemia, las alianzas posibles para conseguir convertirse en el primer gobernador regional electo de O’Higgins y la cohabitación en el cargo con el delegado presidencial, fueron las claves que marcaron el debate organizado por la Universidad de O’Higgins y El Mostrador entre Pablo Silva (PS/Unidad Constituyente) y Eduardo Cornejo (UDI/Chile Vamos), los candidatos que se medirán este domingo en la segunda vuelta.
En la primera ronda, Silva y Cornejo obtuvieron las dos primeras mayorías, con un 24,29% y un 22,23% de los votos respectivamente, y para alcanzar la gobernación necesariamente deberán captar los apoyos que consiguieron el exdiputado Esteban Valenzuela van Treek (ind-FRVS), quien sumó 20,41%, el ecologista Franklin Gallardo, quien obtuvo 19,03% y el exdiputado ex DC Ricardo Rincón, con 14,09%.
En lo formal ninguno ha sellado alianzas con los postulantes que quedaron en el camino, aunque Cornejo admitió “conversaciones y acercamientos con los candidatos que no pudieron pasar a segunda vuelta, con un trabajo concreto con sus equipos respectivos”.
“La semana pasada lo señalé públicamente y parte del trabajo que hemos desarrollado con ellos contempla que vamos a incorporar parte de las distintas propuestas de Esteban Valenzuela, Franklin Gallardo y Ricardo Rincón”, indicó.
Silva, en tanto remarcó que “las votaciones no son tan de bloques políticos” y una de las claves será “escuchar a las organizaciones sociales y los independientes” que marcaron pauta en los últimos comicios de mayo. “La voz de los independientes hay que integrarlas a los distintos programas”, indicó el ex intendente y exseremi de Obras Públicas durante el Gobierno de Michelle Bachelet.
De acuerdo a Silva, lo relevante del balotaje es que “se confrontan dos visiones distintas de cómo hacer las cosas: una que representa al Gobierno de Piñera, donde está Eduardo, otra de Unidad Constituyente, la oposición. La invitación es que la gente vaya a votar y decidan cual es la visión de la región que quieren”.
Cornejo replicó señalando que “no soy el candidato de Piñera, soy un hijo de esta tierra. Tengo una característica permanente de muchos años en el servicio público, y la gente sabe que soy de terreno, al servicio exclusivamente de la gente”.
“No da lo mismo quién sea el próximo gobernador regional, necesitamos un gobernador con competencias, capacidades, para llevar soluciones concretas a los problemas de los habitantes de esta región”, añadió el postulante de la UDI, quien fuera hasta enero de este año administrador regional y en el pasado gobernador de la provincia de Colchagua y concejal en las comunas de San Fernando y Pumanque.
Las competencias del nuevo gobernador
Un tema clave del debate fue el de las competencias del gobernador regional, marcado además en O’Higgins por la instalación de cargos por parte del intendente (Ricardo Guzmán) antes del arribo de la nueva autoridad electa. “Este intendente está colocando cargos cuando su mandato termina el 14 de julio, hay que dejar el cargo como corresponde”, señaló el candidato de Unidad Constituyente.
De acuerdo a Silva, además, la instalación de los gobernadores ha sido un proceso complejo. “Ha costado mucho que esta elección salga, desde el nivel central ha costado descentralizar, y partimos con una cantidad limitada de facultades”, aseguró. De paso, deberán cohabitar con el delegado presidencial, nombrado por La Moneda, aunque Silva le baja el perfil a este cargo señalando que ese será “el representante del ministerio del Interior, pero el gobernador será el elegido por la comunidad”.
Cornejo, por su parte, matizó esta relación con el futuro delegado presidencial señalando que “no debiera tener mayor dificultad”, considerando que en sus cargos anteriores “me tocó trabajar con alcaldes y consejeros regionales de la zona, independiente de su color político”. Aunque, recalcó que “no hay nada más importante que el próximo gobernador regional tenga la legitimidad y el respaldo ciudadano para que esté en los distintos ministerios golpeando la mesa”.
En cuanto a la colocación de cargos, el mismo Cornejo sostuvo que “no es prudente”. “Si hay cargos disponibles debe ser el nuevo gobernador quien defina. En eso he sido bastante claro, categórico. Puede que no haya irregularidad del punto de vista administrativo, pero no me parece oportuno, porque ser el nuevo gobernador regional el que debe realizarlo”.
Una región golpeada por la pandemia
En materia de gestión de la pandemia, Silva apuntó sus dardos al gobierno regional señalando que “tanto en lo sanitario como en la entrega de ayuda la evaluación es negativa”.
“Somos una de las regiones con mayor cantidad de casos, en la actualidad tenemos a la capital regional en cuarentena, y la situación económica de la región es muy compleja. Tenemos más de 110 ollas comunes de la región, lo que da cuenta que la gente está sobreviviendo con la solidaridad de los vecinos. Hay falta de ayuda a las familias, lo que no ha hecho este intendente. No sé por qué esperar que lleguemos los gobernares electos si la ayuda se necesita ahora. Queremos llegar a reactivar la económica de la región y ejecutar lo antes posible los proyectos ya aprobados”, indicó.
A su turno, Cornejo postuló que el próximo gobernador regional va a tener que tomar “medidas inmediatas”. “Hay familias en nuestra región que lo están pasando muy mal y desde el gobierno regional vamos a tener que llegar con recursos a esas familias. En nuestro programa tenemos considerados más de 24 mil millones de pesos para reactivar la región, el comercio local emprendimientos y turismo”, subrayó.
El candidato de Chile Vamos asumió que O’Higgins es “una región muy golpeada por la pandemia, y mi primer trabajo está dado por reunirme con los 33 alcaldes de la región más el consejo regional. Vamos a tener que generar acuerdos y atender las necesidades más urgentes”.

Revise el debate organizado por la Universidad de O’Higgins y El Mostrador acá:

Fuente

Opina sobre este artículo