Detenido otro hombre junto a la vivienda de Pablo Iglesias e Irene Montero por atentado a la autoridad | España

96


Una patrulla de la Guardia Civil, cerca del domicilio de Pablo Iglesias e Irene Montero, en Galapagar.KIKE PARA / EL PAÍSLa Guardia Civil ha detenido en la tarde de este miércoles a un hombre, F. Z., junto al domicilio de Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno, e Irene Montero, ministra de Igualdad. Según han detallado fuentes del instituto armado, el incidente se produjo cuando un grupo de personas participaba en una concentración junto a la casa que los dos integrantes del Ejecutivo tienen en Galapagar (Madrid), donde viven con sus tres hijos pequeños y donde se convocan de manera reiterada protestas contra ellos. Los agentes atribuyen al arrestado los presuntos delitos de resistencia y atentado a la autoridad.Iglesias y Montero han denunciado que sufren desde hace meses un acoso diario en su vivienda familiar. De hecho, un juez de Collado Villalba acaba de dictar una orden de alejamiento contra uno de los participantes habituales en esas concentraciones, Miguel Ángel Frontera. El magistrado, con el respaldo de la Fiscalía, le ha prohibido acercarse a menos de 500 metros de la pareja, tanto en su domicilio como en su lugar de trabajo “y en aquellos otros lugares frecuentados por los mismos”, además de impedirle comunicarse con ellos por cualquier medio o a través de personas interpuestas.La Fiscalía también anunció el pasado noviembre que pedía un año de cárcel para una mujer, Ana Isabel Quiroga, por tratar supuestamente de saltarse el perímetro de seguridad que rodea la vivienda y agredir de forma leve a uno de los guardias civiles desplegados; así como otros seis meses de prisión para Ascensión Domínguez-Alonso, madre de la anterior y que también intentó presuntamente superar el cordón policial. En esa misma línea, otra juez de Collado Villalba apreció la existencia de un posible delito de coacciones por parte de Okdiario a los menores, después de que un reportero de dicha web, encabezada por Eduardo Inda, se personase en varias ocasiones en casa de la cuidadora de los niños, provocando una “alteración evidente” de sus vidas.Los líderes de Podemos denuncian un “acoso” sistemático. Iglesias y Montero hablan de una campaña orquestada desde la extrema derecha y rechazan que se trate de una “protesta política”, sino de una muestra “de animadversión personal y de odio” que implica una “grave alteración de su vida cotidiana” y la de sus tres hijos. El magistrado que dictó la orden de alejamiento detalló en su auto la celebración habitual de concentraciones frente a su casa, donde se “profieren improperios, se exhiben cárteles con frases injuriosas, subiendo vídeos a Twitter y Youtube y realizando publicaciones en Facebook con similar contenido”. También se ha llegado a grabar al vicepresidente dentro de su vivienda, según uno de los guardias civiles encargados de la seguridad.

Fuente

Opina sobre este artículo