DF Lab Opinión / Hidrógeno Verde y oportunidades

30

“La descarbonización de los procesos industriales y mineros es una meta acordada por casi 200 países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero hacia el año 2050. Y en este escenario se nos plantea un nuevo e interesante desafío: el match entre las tecnologías digitales y el hidrógeno verde para la minería”

Vivimos un tiempo de crisis sanitaria y de confinamientos en que las tecnologías se han mostrado como un pilar de muchas actividades, lo que nos ha permitido continuar funcionando y reduciendo en parte el impacto del Covid-19.
A pesar de estos dolores de la pandemia, estamos en un tiempo privilegiado, en el que la digitalización ha avanzado como no se había logrado en muchos años. Por otra parte, las energías renovables también han acelerado su crecimiento y reducido sus costos, como en la energía eléctrica renovable de los últimos años, del 90% en la última década, ha hecho que ésta pueda competir exitosamente en precio con los combustibles fósiles y servir de base para obtener Hidrogeno Verde. Ello, sin generar las externalidades que generan los combustibles fósiles.
La descarbonización de los procesos industriales y mineros es una meta acordada por casi 200 países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero hacia el año 2050. Y en este escenario se nos plantea un nuevo e interesante desafío: el match entre las tecnologías digitales y el hidrógeno verde para la minería.
En Chile, tenemos condiciones privilegiadas para producirlo, especialmente por la abundante radiación solar del norte de nuestro país y las grandes extensiones de suelo, de manera económica y lo que es mas interesante aún, cercano a las faenas mineras de la zona norte.
Mirando adelante, será cada vez mas importante exportar productos mineros (y otros productos) con una baja huella de carbono y nuestro desafío es aprovechar la oportunidad que aquí se genera para transformarla en una ventaja de nuestro país.
Los nuevos proyectos de Hidrogeno Verde tendrán la oportunidad de incorporar los avances de las nuevas tecnologías digitales, tales como gemelos digitales, sistemas de información integrados, analítica avanzada, etc., haciendo así que tanto la inversión como la operación de ellos sean mucho más eficiente, con menores costos y mucho más sustentables, contribuyendo de esta manera a viabilizar la tecnología del Hidrógeno Verde.
Tenemos delante una industria del Hidrógeno Verde que está naciendo y debemos aprovechar la instancia.  A nivel global, hoy, más de 30 países ya cuentan con un Road Map para establecer el hidrógeno verde, y existen más de 200 proyectos a gran escala. Si todo esto se materializa, las inversiones totales alcanzarán a más de US$ 300 mil millones, sólo en esta década. Así también, los gobiernos de todo el mundo ya han comprometido más de 70 mil millones de dólares de financiamiento público para estas iniciativas.
 

Fuente

Opina sobre este artículo