Dueños de Itaú Unibanco critican junto a empresario y economistas a Bolsonaro por su manejo de la pandemia

29

“El país está cansado de ideas fuera de lugar, palabras intrascendentes y acciones tardías o equivocadas”, escribieron los líderes empresariales y economistas.

Cientos de líderes empresariales y economistas brasileños criticaron el lunes el manejo del presidente Jair Bolsonaro de la crisis del coronavirus y pidieron un nuevo enfoque de política mientras el país lidia con el aumento de las muertes por COVID-19 y los hospitales abrumados.
La carta, publicada en periódicos y firmada por ex jefes de bancos centrales y algunos de los banqueros más ricos de Brasil, subrayó una creciente revuelta de líderes empresariales contra el presidente de extrema derecha a quien muchos habían apoyado para su elección de 2018.
Sin nombrar a Bolsonaro, reprocharon al “liderazgo político más alto del país” por ignorar la ciencia, alentar a las multitudes, promocionar tratamientos no probados y “coquetear con el movimiento antivacunas”.
Al hablar en un evento en Brasilia, Bolsonaro no mencionó la carta, pero recitó una lista de logros económicos de su gobierno durante la pandemia.
Dijo que aún no estaba convencido de los argumentos a favor de las restricciones de Covid-19, y dijo que solo servían para acabar con empleos y empobrecer aún más a los pobres. Agregó que el enfoque de Brasil debería estar en destruir el virus y no atacar a su gobierno.
Una oleada de infecciones ha convertido a Brasil en el último epicentro de la pandemia de coronavirus, matando a más de 15.000 personas la semana pasada y llevando al límite a los hospitales de todo el país.
El lunes, Río de Janeiro y la ciudad vecina de Niterói anunciaron un endurecimiento de las restricciones de 10 días que incluye el cierre de servicios y escuelas no esenciales, así como un toque de queda nocturno.
El gobierno de Brasil está compitiendo para obtener nuevos suministros de medicamentos necesarios para intubar a los pacientes de manera segura, dijo el lunes Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, luego de que surgieran preocupaciones por la escasez este mes. 
“Estamos al borde de una fase explosiva de la pandemia, y es fundamental que, a partir de ahora, la política pública se base en datos, información sólida y evidencia científica”, escribieron los líderes empresariales y economistas.
“El país está cansado de ideas fuera de lugar, palabras intrascendentes y acciones tardías o equivocadas”, dijeron. “Brasil exige respeto”.
Entre los firmantes se encontraban Roberto Setubal y Pedro Moreira Salles, cuyas familias controlan Itaú, el banco más grande de Brasil, Pedro Passos, cofundador del fabricante de cosméticos Natura & Co, y los ex presidentes del banco central Gustavo Loyola y Arminio Fraga.
En una andanada contra el gobierno, pidieron más urgencia en la obtención de vacunas, mascarillas gratuitas para los necesitados, mejor coordinación federal sobre la pandemia y consideración de una estrategia de cierre nacional o regional.
El mensaje de economistas y banqueros tan prominentes cortó el argumento político central de Bolsonaro de que ha defendido los empleos oponiéndose a los cierres, que la carta llamó una “elección falsa entre salvar vidas y garantizar el apoyo a los vulnerables”.
“No es razonable esperar una recuperación económica en una epidemia fuera de control”, escribieron.
Por separado, el lunes, el gobierno del estado de Sao Paulo dijo que había obtenido garantías de los proveedores de oxígeno de que podrán mantener el suministro para los hospitales públicos y anunció que la cervecera AmBev también producirá el gas en una de sus plantas en el estado.

Fuente

Opina sobre este artículo