Efecto pandemia: Una transformación digital “a la fuerza”

63

Las amplias restricciones sanitarias a que ha obligado la pandemia de Covid-19 han causado grandes problemas en todos los sectores de la economía, con suspensión de actividades, teletrabajo y cesantía.
Muchas empresas han debido reorientar sus procesos productivos y otras adoptar nuevas tecnologías para mantener sus operaciones a distancia, en una digitalización “forzada” por los tiempos.
Pero ¿qué deberíamos entender por “transformación digital”? Según Juan Pablo Salas, experto en TI t columista de Cooperativa.cl, lo primero es “dejar de lado la noción de que es una herramienta para parchar problemas o arreglar lo que no anda bien”. 
Se trata de una “una prueba de fuego (…) las instituciones que no logren un buen desempeño durante esta emergencia generarán una alta insatisfacción entre sus trabajadores y clientes”, considera el académico Pablo Farías, de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile.
Para Andres Lombana-Bermudez, académico de la Universidad de Harvard, además “las desigualdades que revela la transformación digital amplifican y profundizan las desigualdades estructurales de las sociedades”.
Aunque la industria de los eventos insiste en que está en condiciones de retomar actividades presenciales, es en este sector donde muchos han apostado por profesionalizar las experiencias de reuniones virtuales e ir más allá de una conversación a través de un “zoom gratuito”.
Por ejemplo, en ferias, congresos o exhibiciones, pequeñas reuniones, capacitaciones o charlas online, “una ventaja sustancialmente comparativa es la variable sustentabilidad, al ser esta una solución amigable con el medioambiente, ya que la no generación de residuos es enorme”, comenta Raimundo Hermosilla, director general de Click Group.
En el ámbito del teletrabajo, muchos han debido enfrentarlo con computadores personales y conexiones domiciliarias, quedando fuera de las redes internas de la empresa, lo que imposibilita ciertas tareas, por la ausencia de seguridad.
Así, también han surgido desarrollos de software que permiten mantener una operación remota completa, tal como si se estuviera en el lugar físico de trabajo.
“Este tipo de tecnología viene a mejorar no solo la calidad de las conexiones, también permite la posibilidad de contar con los mismos recursos que cuenta el usuario cuando está en su puesto de trabajo, como habilitar un servidor para una tarea particular para que todos los usuarios puedan acceder o incluso usar su anexo para la comunicación interna a través de su central telefónica”, detalla Sebastián Morales, product manager de Scharfstein.
De acuerdo a Nicolás Hanckes, gerente de operaciones de hcmFront, “un software con asistencia de firma electrónica es una de las funcionalidades que más han solicitado las empresas en tiempos de crisis, con el fin de agilizar los procesos y evitar ir a lugares físicos”.
Así, programas que geolocalizan trabajadores y cruzan esa información con el estatus sanitario de cada comuna y los medios de transporte disponibles, permiten determinar traslados y trazar posibles contagios.

Fuente

Opina sobre este artículo