El Alavés destituye a Pablo Machín | Deportes

30


Pablo Machín ha comprobado en primera persona que mantener una situación estable en el banquillo del Alavés puede resultar tan complicado como coger un vuelo en Barajas durante el paso de Filomena. Se comió el turrón en Vitoria el técnico soriano, pero apenas le ha dado tiempo a empaquetar las bolas y las luces del árbol de Navidad. A primera hora de este martes, Josean Querejeta, el mandamás del club albiazul, le comunicó su destitución.Desde el regreso del Alavés a Primera División en 2016, ocho técnicos se han sentado en el banquillo de Mendizorroza, una silla eléctrica que achicharra entrenadores. Sólo Pellegrino, que llevó al equipo a la final de la Copa del Rey, y Abelardo, consiguieron completar una temporada. Ambos se marcharon distanciados del máximo accionista de la entidad vitoriana. Las cinco pretemporadas del Alavés en Primera las dirigió un entrenador diferente.La última época alavesista en la máxima categoría ya comenzó de forma atípica. Querejeta decidió no renovar a Bordalás, el técnico que ascendió al equipo, y contrató a Pellegrino, que completó la campaña, pero no quiso seguir. Su sucesor, Luis Zubeldia, duró cuatro jornadas en el banquillo. Le reemplazó Gianni De Biasi, que no pudo enderezar el rumbo y dejó su puesto a Abelardo, que tras un brillante final de temporada, se ganó la renovación. Tampoco siguió más alla del final de su contrato. El siguiente fue Asier Garitano, al que sustituyó Muñiz a mitad de temporada. El último es Machín, que ya sabe que en Mendizorroza siempre hay una caja de cartón preparada para empaquetar los enseres de los técnicos cesantes.Nadie esperaba en Vitoria una decisión así sobre Machín después de cinco meses de trabajo. El Alavés perdió el domingo en el Ramón de Carranza ante el Cádiz (3-1), pero se mantenía dos puntos por encima del descenso, en una temporada complicada en la que los refuerzos de la plantilla apenas han mejorado lo que había. Sólo Battaglia y Lejeune aparecían habitualmente en las alineaciones. Machín, apóstol de la defensa con tres centrales y dos carrileros, renunció en muchas jornadas a su sistema preferido para jugar con cuatro defensas y adaptarse a los jugadores con los que contaba en el plantel.Con esos limitados mimbres, el equipo alavesista suma 18 puntos, gracias a cuatro victorias, seis empates y ocho derrotas, pero no se había generado en Vitoria ningún rumor sobre la posibilidad de la salida prematura de Machín, que acumula tres despidos en tres años, después de marcharse antes de tiempo del Sevilla y el Espanyol. Tal vez el hecho de que en las tres últimas jornadas, el equipo no haya sido capaz de generar ocasiones de gol y haya encajado una media de dos por partido haya sido el detonante.El Alavés atravesó una buena racha en octubre y noviembre, coincidiendo con el magnífico estado de forma de sus delanteros de referencia, Joselu y Lucas Pérez, pero la progresión no fue más allá, y el martillo de Querejeta golpeó implacable. Javi Cabello, que es el octavo pasajero en la nave alavesista, recambio temporal tras cada destitución, dirigirá el primer entrenamiento de la era post Machín, a la espera de que en el club decidan su sustituto. Aseguran en Vitoria que tal vez Abelardo ya no esté tan distanciado de Querejeta y podría ser uno de los candidatos.En los primeros doce días de de 2021 ya se han producido más destituciones que en la fase inicial de LaLiga, en la que tan solo tuvo fue despedido el técnico del Celta Óscar García Junyent (reemplazado por Coudet). En lo que va de año han sido destituidos Gaizka Garitano en el Athletic, Míchel del Huesca el lunes por la noche y Machín.

Fuente

Opina sobre este artículo