El Atlético, a alejar las dudas… Sin factor campo

10


El Atlético de Madrid afronta este martes su duelo de octavos de final de la Champions con la sensación de que el partido no puede llegar en peor momento. Los colchoneros atraviesan su primer bache de resultados en la temporada, no pueden jugar en el Wanda debido a la pandemia y además se enfrentan a un Chelsea renacido desde la llegada de Thomas Tuchel al banquillo blue.En diciembre, el sorteo no se vio con malos ojos, el rival era un Chelsea con muchos problemas en el que Frank Lampard estaba discutido. Los rojiblancos, en cambio, iban embalados a por la Liga y en esa misma tónica han seguido… hasta la semana pasada. Los dos tropiezos seguidos ante el Levante (un empate y una derrota) han reducido la ventaja colchonera y las primeras dudas han surgido. El Atlético ha acusado sus importantes bajas, y hoy no podrá contar con ninguno de sus dos laterales derechos (Trippier y Vrsaljko) ni con un Carrasco que está haciendo una espectacular temporada. Ello obligará a pasar a Marcos Llorente a la zona derecha, perdiendo su potencia en el medio. En la izquierda, todo apunta a que el Cholo recurrirá a Saúl, un jugador que ha perdido protagonismo y confianza en sí mismo pero aún así es una opción fiable. Con Koke al frente del centro del campo y Kondogbia a su lado, la vuelta de Lemar es una de las mejores noticias. Superada la Covid, el francés volverá a ser el verso libre que tanto desequilibrio genera en el medio.Arriba, llega el momento de la verdad para la dupla formada por Joao Félix y Luis Suárez. El luso sigue sin explotar definitivamente, mientras que el uruguayo es un seguro de vida en España… y quiere serlo de nuevo en Europa.El Chelsea es otro con Thomas Tuchel. Pese a su empate este fin de semana ante el Southampton, el equipo ha mejorado mucho desde la llegada del técnico alemán. Cinco victorias consecutivas llevaba hasta el sábado con un cambio de esquema con respecto a Lampard que ha beneficiado a casi todos sus futbolistas. Jugando con tres centrales –igual que el Atlético–, jugadores como el capitán Azpilicueta o Timo Werner han aumentado considerablemente su rendimiento con respecto a la etapa anterior con Frank Lampard.El Chelsea tiene jugadores de grandísimo nivel: desde un centro del campo formado por el exmadridista Mateo Kovacic y el incansable N’Golo Kanté a una línea ofensiva con jugadores como Kai Harvertz, Hakim Ziyech, Mason Mount, Christian Pulisic, Tammy Abraham o el citado Werner. El factor cancha no existirá además para el Atlético. No solo no podrá jugar ante su público sino que tampoco podrá hacerlo siquiera en su campo. Las restricciones a los vuelos procedentes del Reino Unido hasta al menos el 2 de marzo hacen que el partido se haya tenido que jugar fuera de España. El club colchonero ha elegido un campo con grandísimos recuerdos: el Estadio Nacional de Bucarest, donde el Atleti le ganó la final de la Europa League en mayo de 2012 al Athletic (3-0) con aquella inolvidable exhibición de Falcao, autor de dos goles. «Es una desventaja para el Atlético no jugar en casa», admitió ayer el propio Tuchel. Para Simeone no hay excusas, pero el técnico argentino asegura que estos octavos van a ser igualadísimos: «La eliminatoria está al 50 por ciento para cada uno porque somos dos equipos muy buenos», dijo el Cholo, que no puso como excusa no jugar en el Wanda. «Nos ocupamos del partido, no de cosas que no podemos resolver», finalizó.

Fuente

Opina sobre este artículo