El dolor de cabeza de los 2/3: proyecto que busca modificar quórum de Convención Constitucional saca ronchas desde La Moneda hasta el Frente Amplio

18

Una ola de reacciones ha generado en el mundo político la propuesta de un grupo de parlamentarias de oposición -con la comunista Camila Vallejo a la cabeza- que busca eliminar el quórum establecido de dos tercios en la convención constitucional que se encargará de redactar la nueva Constitución, por uno de mayoría simple.
Desde La Moneda, el vocero de Gobierno, Jaime Bellolio,  se fue en picada contra una de las promotoras del proyecto, la diputada comunista Camila Vallejo, recordando que el PC no fue parte del acuerdo político del 15 de noviembre. “Ahora se tratan de subir al carro de la victoria y ahora lo que pretenden es cambiar las reglas. Lo mínimo y básico en una democracia es que se respeten las reglas del juego”, indicó.
En la misma línea, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, también criticó la propuesta señalando que esto solo significa “aumentar la desconfianza de la gente en las instituciones políticas, la gente votó ampliamente en el plebiscito con las reglas del juego conocidas”. “No sigamos confundiendo a la gente, respetemos las reglas del juego”, añadió.
La propuesta
El quórum de dos tercios se estableció entre los distintos partidos políticos que hace un año -el 15 de noviembre de 2019- firmaron el llamado “Acuerdo por la paz y una nueva Constitución”. Sin embargo, un grupo de parlamentarias, entre las que se encuentran Camila Vallejo (PC) Camila Rojas (Comunes), Pamela Jiles (PH), Alejandra Sepúlveda (FRVS) y Cristina Girardi (PPD), proponen cambiarlo.
El proyecto consiste en “expresar en toda su plenitud, el rasgo democrático y representativo del órgano constituyente. Consiste, asimismo, en ajustar el plazo de funcionamiento de la convención, optimizar la expresión de la hoja en blanco, posibilitar a los chilenos en el exterior que puedan ser electos. Persigue reconocer el derecho a participar del proceso constituyente y asegurar el ejercicio de este derecho a plenitud”.
Agregan que “la iniciativa crea un régimen de transición para proteger la nueva Constitución de cambios en su naturaleza eventualmente promovidos por la institucionalidad creada por la Constitución de 1980 en tanto se eligen las autoridades que la Constitución nueva dispone, así como otras cosas relativas al potenciamiento del ejercicio de la potestad constituyente originaria”.
La propuesta de Vallejo considera que debe ser la propia convención constitucional la encargada de establecer el quórum, que podría ser simple (50 más uno), tres quintos o dos tercios.
Otra de las propuestas dice relación con eliminar un inciso del artículo 142 que dice que en caso de que se rechace la nueva Constitución en el plebiscito de salida, se mantendrá vigente la actual Carta Fundamental.
En ese sentido, el proyecto sostiene que “tal hipótesis, la continuidad de la Constitución actual, choca con el mandato de crear una nueva Constitución, debiendo, en realidad, la Convención proseguir con su tarea y retomar la redacción de una nueva Constitución”.
Otra de las firmantes, la diputada regionalista Alejandra Sepúlveda, explicó a CNN Chile que el mandato del plebiscito obliga a entregar “más atribuciones a esta convención”. “¿por qué tenemos miedo de entregar más atribuciones y que ellas y ellos (los integrantes de la futura convención) decidan cuál es quórum y cuál es el reglamento”.
“Lo importante es que si en el plebiscito la gente dijo que queremos modificar la Constitución, este órgano constituyente tiene que tener todas la facultades y dentro de esas facultades tiene que estar el tema de los quórum”, indicó por su parte la diputada PPD Cristina Girardi.
El proyecto ha sufrido otros trapié, porque la  diputada del Partido Socialista, Maya Fernández, retiró la firma del texto, lo que fue atribuido por Camila Vallejo a “presiones”. “Lo lamentamos profundamente, pero ella tendrá sus propias razones y entendemos las presiones internas que pueda tener”, dijo la parlamentaria PC.
Lluvia de críticas
Las críticas al proyecto de Camila Vallejo llegaron incluso desde la oposición. El presidente de la DC, Fuad Chahin, sostuvo que “las reglas del juego nunca se cambian en medio de la partida. Un quórum de 2/3 en la C C es lo que se votó en el Apruebo para q la Constitución nos represente a tod@s. Inaceptable proyecto de @camila_vallejo que con una lógica Chavista pretende cambiar esta regla básica”.
Por otra parte, el diputado DC Matías Walker dijo en Radio Pauta que el proyecto de Vallejo “es absolutamente inviable. No estamos disponibles para torcerle la mano a la voluntad soberana que ya se pronunció”.
También se manifestó el diputado Pablo Vidal (RD), quien sostuvo “no estoy de acuerdo con la iniciativa, creo que los dos tercios le hacen bien a la convención (…) los defiendo, no fue solo fruto de una negociación, hay que respetar los acuerdos y voy a honrar mi palabra”.
“Si pretendemos ser gobierno, tiene que ir mucho más allá de encontrar que todo lo que hace el gobierno es malo o estar acusando constitucionalmente a los ministros. Lo que yo esperaría es que pudiéramos estar poniendo propuestas sobre la mesa”, agregó el diputado frenteamplista.
Además, la bancada de diputados de la Democracia Cristiana (DC) se manifestó en contra de la idea de cambiar el quórum. “Bancada DC discrepa de proyecto de diputados del PC que cambia regla de 2/3 en Convención Constitucional. La ciudadanía ya votó y aprobó dos elementos esenciales de la reforma constitucional: la hoja en blanco y los 2/3. No podemos cambiar las reglas del juego”.
RN por el Apruebo responden
En la derecha, diputados de Renovación Nacional (RN) que votaron por el Apruebo también salieron al paso de la propuesta.
Camilo Morán apuntó a que el Partido Comunista -del que Vallejo es militante- se restó del acuerdo del 15 que abrió paso al cambio de la Constitución, y que sin embargo, ahora quieren cambiar las reglas.
“Se hizo un acuerdo político. Después, expertos se sentaron para afinar el acuerdo. El PC se restó y hoy quiere cambiar las reglas. Espero que la oposición del #15N no le siga el juego a esto y rechace a quien quiere subirse por detrás a la micro y cambiarle la radio al chofer”, sostuvo Morán en su cuenta de Twitter.
En tanto, el diputado Jorge Durán insistió en que Camila Vallejo “no puede venir a opinar ahora”, luego de no ser partícipe del acuerdo firmado el 15 de noviembre de 2019, donde partidos políticos pactaron el Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución.
“La ciudadanía habló y los partidos políticos escucharon hace un año y firmamos un acuerdo, si el Partido Comunista no quiso participar, no pueden venir a cambiar las reglas del juego” expresó el parlamentario.
El parlamentario de Renovación Nacional (RN) es enfático al opinar sobre el tema: “La diputada Vallejo y quienes firmaron su proyecto de ley, quieren darse vuelta la chaqueta y cambiar las reglas del juego del que todos quienes firmaron estuvieron de acuerdo; la oposición nuevamente busca la aprobación de la ciudadanía con populismos”.
Sobre el camino que tomará el proyecto de ley de la Oposición, Durán es categórico: “Como siempre, el Partido Comunista se sube al carro de la victoria, no hay que olvidar a quienes fueron a celebrar posterior a la votación del plebiscito con la ciudadanía sin nunca hacer nada para participar, no podemos olvidar que no han sido capaces de condenar la violencia en las distintas marchas ocurridas durante el último año”.
Finalmente, al recordar las diferentes actuaciones del Partido Comunista el último año, el diputado emplaza a quienes están participando y avalando el proyecto “hay que ponerse serios, no se puede trabajar en base a populismos”.

Fuente

Opina sobre este artículo