El jugador de la NFL al que unos rumores sobre su condición sexual le arruinaron la carrera se sincera 16 años después

13


Kordell Stewart fue toda una estrella de la NFL y uno de los quarterbacks de fútbol americano que marcaron una época en la Liga. Sin embargo, y tras once temporadas como profesional, la figura del jugador fue ensombrecida por una sucesión de rumores sobre su condición sexual. Hoy en día esas especulaciones sobre su homosexualidad aún le persiguen y han condicionado su vida.Como el propio Kordell Stewart relata en una publicación de The Players Tribune, titulada ¿Sabes qué he oído sobre Kordell Stewart?, allá por 1998, su doctor de confianza le llamó por teléfono para decirle que habían llegado rumores de que había sido detenido por mantener relaciones sexuales con un hombre en un parque. El quarterback se defendió (y se defiende) diciendo que todo era mentira y que, de hecho, jamás en la vida le habían detenido. Sin embargo el bulo ya había corrido como la espuma.“Es duro de decir, pero en aquella época eso era una sentencia a muerte”, admite el jugador. Desde el dueño de los Pittsburgh Steelers al entrenador se vieron superados por la situación y Kordell Stewart tuvo que hacer una reunión con sus compañeros en el vestuario para explicarles qué estaba sucediendo. Tuvo que escuchar a compañeros decir “quiero que sepas que da igual lo que seas y que no importa. Estaos contigo. Eres nuestro quarterback. Todo está bien”. Pero la realidad era bien distinta: todo empezaba a desmoronarse por una cadena de rumores que comenzó un policía de Pittsburgh, como se supo con el tiempo.Kordell Stewart comenzó a ser objeto de todo tipo de insultos, mayoritariamente homófobos, e incluso llegó a convertirse en una diana humana a la que lanzar botellas y vasos de bebida de camino a los vestuarios… incluso en su propio estadio. “Dos años atrás, yo era ‘Slash’ y todos me amaban. Probablemente llevaban mi camiseta. Ahora era el quarterback y después fui ‘la palabra con N’ (nigger, negrata), fui ‘la palabra con F’ (faggot, maricón). Todo el mundo quería verme sufrir. No todo el mundo, pero sí la mayoría”, explica el ex jugador.Los rivales se cebaban con el trash-talk, miembros de la prensa le miraban con recelo e incluso amigos de toda la vida se convirtieron en sólo conocidos. Era el principio de un fin que se alargaría en el tiempo y le perseguiría durante años. “Lo que me mataba no era que la gente fuese contra mi hombría o lo que fuese. No eran los rumores sobre que era gay. Al final pude manejarlo. Yo sabía quién era. Lo que me mataba era que la gente realmente quisiera verme sufrir”.En 2002, Kordell Stewart perdió la titularidad en sólo el tercer partido de la temporada con sus Steelers, con los que llevaba desde que aterrizó en la NFL en 1995. En 2003 fichó con los Chicago Bears y en 2004 se fue a los Baltimore Ravens para ser suplente. Allí jugó dos temporadas, disputando sólo 3 partidos entre ambas y no llegó a lanzar ni un solo pase.Pasaron diez años y los rumores no sólo no desaparecieron sino que fueron a más. En 2015 aparecieron varios hombres que aseguraron haber mantenido relaciones con Kordell Stewart y hasta se filtró un vídeo sexual del ex jugador, que supuestamente había sido enviado a uno de sus amantes. Ganó todos los juicios a los que fue y silenció una difamación tras otra ante la ley, pero todavía hoy salen a relucir esos malditos rumores cuando aparece su nombre en una conversación.

Fuente

Opina sobre este artículo