El mayor fabricante mundial de guantes cierra fábricas por miles de trabajadores con Covid-19

66

El gobierno de Malasia anunció el cierre de 28 fábricas de Top Glove, el mayor fabricante de guantes sanitarios en el mundo, después de detectar un fuerte incremento de contagios de Covid-19 entre los trabajadores.
Según declaró el ministro de Defensa, Ismail Sabri Yaakob, el cierre por fases de 28 plantas de las 41 que tiene la empresa en ese país se decidió después de que 2.453 de los 5.794 trabajadores sometidos a la prueba de detección del coronavirus dieran positivo.
El ministro explicó que la decisión se tomó de acuerdo con la evaluación de riesgos del Ministerio de Salud para permitir incrementar los controles a los trabajadores y confinar a trabajadores cuando sea necesario.
Esta medida llegó una semana después de que más de 5.700 trabajadores inmigrantes de Top Glove fueran puestos en cuarentena para controlar un brote de Covid-19 declarado en sus dormitorios.
Top Glove confirmó el 3 de noviembre los primeros 17 casos positivos de su plantilla en Malasia, que fueron aislados en un hospital.
El sindicalista Andy Hall criticó entonces a la empresa al alegar que los trabajadores llevaban denunciando desde marzo “métodos precarios de distanciamiento físico y prevención” en sus fábricas.
Los trabajadores inmigrantes se han visto especialmente afectados por la pandemia en Malasia, que suma 48.520 infecciones y 313 muertes debido a Covid-19.
Top Glove también se ha visto salpicada por la polémica después de que Estados Unidos prohibiera en julio la importación de los guantes fabricados por sus subsidiarias debido a supuestos abusos laborales, aunque la empresa alega que ya fueron solucionados.
Denuncian más de 84 horas de trabajo semanal
La confiscación de pasaportes, semanas sin días libres y por encima de las 84 horas de trabajo, además de restricciones a la libertad de movimientos o injustos recortes de sueldo son algunas de las prácticas de explotación denunciadas en Malasia por los operarios migrantes, que generalmente residen hacinados en dormitorios.
Con 41 fábricas en Malasia, 4 en Tailandia, una en China y Vietnam, la multinacional es la mayor productora de guantes médicos con más de 90.000 millones de piezas al año.
Top Glove experimentó en los últimos meses el mayor aumento de beneficios de su historia respecto al mismo periodo del año anterior, un 365%, hasta los 350 millones de ringgit (unos 83,9 millones de dólares o casi 65 mil millones de pesos chilenos).

Fuente

Opina sobre este artículo