el Real Madrid quiere otra final de Champions

11

El Real Madrid sigue con vida en la Champions y el sueño de volver a una final está a su alcance. El resultado de la ida de las semifinales no es demasiado bueno, un 1-1 que da una pequeña ventaja al Chelsea, pero los blancos llegan este martes (21 horas) a Londres con algo más de descanso… y con su capitán, Sergio Ramos, al frente.”Es el capitán del equipo más exitoso de los últimos diez años y cambia mucho”, dijo este martes Thomas Tuchel, admitiendo la importancia que tiene la presencia de Ramos, como si de El Cid se tratara. El camero no está al 100%, pero la baja de Varane hace que su presencia sea capital. Y Zidane insinuó su presencia en el once: “Está con nosotros y eso significa que está bien, que es lo más importante, el poder tener a nuestro líder y capitán”, dijo el técnico.

Previa del Chelsea-Real Madrid.CARLOS GÁMEZ
El galo tendrá que decidir si apuesta de nuevo por una defensa con tres centrales, un sistema que no le funcionó bien en la ida, o si apuesta por su habitual 4-3-3. La mejor noticia la recibió Zidane este martes por la mañana con el negativo de Fede Valverde. El uruguayo estará disponible en el duelo, aunque su estado físico es una incógnita.También por la mañana se produjo la anécdota del día. Marcelo acudió a la mesa electoral y pudo marcharse para viajar con el equipo… porque una mujer se ofreció a quedarse de suplente en el lugar del brasileño.

La alineación de Zinedine Zidane es una incógnita. Nacho podría ocupar el lateral ante el irregular rendimiento de Odriozola, mientras que Mendy es un fijo en la parte izquierda de la defensa.Necesita el Madrid equilibrar la pelea del centro del campo, que en la ida cayó claramente del lado blue sobre todo por físico. El descanso que han tenido Toni Kroos y Luka Modric se antojan como fundamentales, con Valverde como incógnita. Podría jugar de inicio o ser usado como refresco cuando las fuerzas flaqueen en la segunda parte.Y arriba, más incógnitas. Con Benzema indiscutible, nadie más tiene el puesto asegurado. Vinícius, Asensio y Hazard se repartirán los minutos, con permiso de Rodrygo. El belga será el gran atractivo en su regreso a Stamford Bridge: ha pasado de superestrella a cuestionado tras dos años desastrosos de blanco marcados por sus constantes lesiones y su flojo rendimiento en el campo.«Sabemos que no ha sido una temporada muy cómoda ni tranquila, superamos muchas lesiones, a veces hemos estado mejor, otras peor. Ahora estamos en mayo en dos competiciones y las queremos ganar», dijo Toni Kroos.El Chelsea, por su parte, llega con una sola baja, la del exmadridista Mateo Kovacic, y confía en que su centro del campo, formado por Jorginho y un exuberante Kanté, domine como en la ida. Con Mount, Pulisic y Werner arriba, el equipo londinense no especulará. A Tuchel le gusta el fútbol ofensivo y el partido promete ser un intercambio de golpes: el Real Madrid por necesidad y los ingleses por convicción. El premio para el ganador es gordo: un billete para la final de la Champions de Estambul.

Fuente

Opina sobre este artículo