¿el último baile de ‘El Doctor’ o un año más de diversión?

9

La nueva temporada de MotoGP se plantea como la última de una leyenda viva del motociclismo. Valentino Rossi ya advirtió recientemente en una entrevista para La Reppublica que “si acabo entre los cinco primeros, lo paso bien y consigo algún podio quizá siga adelante. De lo contrario lo dejaré”. ‘El Doctor’, que no correrá como piloto oficial de Yamaha pero sí en su equipo satélite, barajará si todo el trabajo previo y durante la temporada merece la pena, con la alargada sombra de la retirada más presente que nunca.

A sus 42 años, Rossi no tiene nada que demostrar. De hecho hace ya bastante tiempo que no lo tiene. Con veinte temporadas en 500cc/MotoGP a sus espaldas, 7 títulos (el último en 2009), 89 victorias, 199 podios y 54 poles, pocos peros se le pueden poner a sus logros. Ahora, como miembro del Petronas Sepang Yamaha, su primer equipo privado desde 2001, tampoco se le podrá exigir mucho.Su última victoria en la categoría reina del motociclismo data de 2017 y, sobre el papel, tiene muy pocas opciones de ser reemplazada por alguna esta temporada, pero las intenciones de Valentino son otras. La primera, demostrar que todavía tiene presencia en los circuitos y, sobre todo, divertirse.“Cuando Yamaha aposto por Viñales y Quartararo lo entendí. Pero entonces les dije, ¿no os vais a olvidar de mí? Sabía que no podían decirme que no y aquí estoy, en el equipo satélite con Morbidelli. Y en el campeonato también están mi hermano y Bagnaia. Así que será divertido”, explicó en La Reppublica. Compartir equipo con su pupilo en la Academia VR46 es otro aliciente añadido para ‘El Doctor’.La presencia de Valentino en el Petronas Sepang Yamaha es todo un lujo. Para el piloto italiano, sin embargo, es un desafío personal. “El 2021 es un nuevo reto para mí. Estoy en Yamaha, pero con un nuevo equipo. Demostraron que son capaces de hacer cosas grandes y quiero lo mismo este año. Es una nueva experiencia. Los colores cambian y me gustan. Estamos listos”, comentó Rossi en la presentación de un equipo al que no ha llegado para ‘dejarse ir’. “Quiero ser competitivo, luchar por ganar carreras y podios y una buena posición al final. La moto será la misma, por lo que va a ser divertido”.

Fuente

Opina sobre este artículo