Especialistas recalcan la importancia de conocer las cifras de demanda no resuelta en cáncer

24

En el marco de un segundo año de pandemia, se conmemora un nuevo Día Mundial del Cáncer dentro de un panorama complicado para la patología a nivel país y en el mundo. Pues, como consecuencia de la crisis sanitaria, todavía no se ha podido medir el impacto real que ha tenido el Covid-19 en el cáncer en Chile.
Por ello, desde la Sociedad Chilena de Cancerología adelantan la estrategia a seguir y destacan el importante papel que tendrá durante 2021 la colaboración de todos los grupos. “Dada la magnitud de consultas que se espera será necesaria la colaboración pública y privada. La autoridad ha de proporcionar cifras nacionales y regionales para conocer la magnitud de la demanda no resuelta que se sumará a los nuevos casos, para así proponer estrategias y asignar los recursos para ampliar la oferta de atenciones oncológicas”, manifestó Manuel Barría, de la Sociedad Chilena de Cancerología.
Cáncer en el contexto pandemia
Ana María Ciudad anticipa además un escenario complejo para la patología, pues destaca que “el real impacto de la pandemia no se apreciará de forma inmediata. Eso quedará evidenciado en las tasas de mortalidad por cáncer de los años siguientes”.
Sin embargo, resaltó que “en el período más crítico, el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los enfermos con cáncer se siguió realizando”, pues desde la autoridad sanitaria la instrucción fue la no interrupción de los tratamientos del cáncer.
A pesar de esto, sí hubo una baja marcada tanto en la consulta de enfermos como en el número de atenciones brindadas. “El Instituto Nacional del Cáncer, realizó un 70% de las atenciones respecto de un año normal y otros centros debieron dedicar sus recursos humanos y de infraestructura a la atención de pacientes Covid-19, postergándose una mayor proporción de la atención oncológica”, explicó la doctora Ciudad.
Con relación a cómo se afrontó la patología durante el primer año en pandemia, la especialista destacó que los pilares que permitieron continuar con las atenciones fueron la innovación, flexibilidad, adaptación, racionalización y priorización. Por ello, Ciudad considera que para este año la ventaja principal es que los equipos ya cuentan con la experiencia de haber trabajado durante la primera ola del Covid-19, destacando la ventaja que resultó ser la utilización de herramientas digitales, por lo que también ya conocen los puntos a mejorar. Asimismo, destacó la necesidad e importancia que tendrá el otorgar apoyo en salud mental para población en general, pacientes y personal de salud durante este año.
“Cuando entre en plena vigencia la Ley Nacional del Cáncer, abordará con lineamientos jurídicos y protección financiera, que son los aspectos más relevantes para el abordaje integral de esta patología. Esto representa para el equipo de salud y los usuarios un avance sustancial, pues hará relevante la importancia que tiene el manejo adecuado y oportuno de la enfermedad”, agregó la Dra. Ciudad.
El papel de los pacientes y la prevención
Destacando el papel colaborativo público-privado que se necesitará este 2021, la especialista destaca el papel protagónico de la sociedad civil, porque asegura que desde el ámbito de los pacientes se “tiene un importante rol en relevar el tema de cáncer, exponer sus opiniones y sugerencias en mesas de trabajo colaborativas dedicadas al tema”.
Desde su perspectiva, hay una responsabilidad del estado, pero también individual y colectiva: “invitar a otros a buscar un estilo de vida más sano, al autocuidado tanto individual como en los grupos familiares. Que se informen respecto a cuáles son sus redes de protección, las coberturas y protección financiera que tienen, y hacer uso activo de ellas sobre todo en los test preventivos y consulta precoz”.
De igual forma, Olga Andrade, especialista de la Sociedad Chilena de Cancerología, recomienda a la población en general trabajar en una prevención eficaz “informándose activamente, no postergando el inicio de un estilo de vida más sano y promoviendo en los más pequeños hábitos saludables; quienes tienen patologías crónicas, deben cuidarse y mantenerse en control de su enfermedad”.
Con relación a la prevención directa del cáncer, son muy importantes las consultas a tiempo, ir al especialista ante los primeros síntomas, además de los chequeos preventivos anuales para detectar precozmente cualquier cuadro. Se sabe que un cáncer tratado a tiempo tiene mejores perspectivas en cuanto a los resultados que uno en estado avanzado, por lo que el llamado de los médicos y de la Sociedad Chilena de Cancerología es consultar siempre ante el menor indicio, teniendo la seguridad de que los especialistas están evaluando caso a caso en búsqueda del beneficio y la seguridad del paciente frente al Covid-19.

Fuente

Opina sobre este artículo