Esta es la razón por la que los automóviles subieron tanto de precio

24

¿Por qué aumentó el precio de los automóviles en EE.UU.? 2:16

Nueva York (CNN Business)– Tal vez la métrica clave de la inflación en Estados Unidos, el Índice de Precios al Consumidor (IPC), debería ser rebautizado como el Índice de Precios del Automóvil.
El IPC alcanzó en mayo su nivel más alto en 13 años, con un aumento de los precios del 5% en comparación con el año anterior. Pero alrededor de un tercio de ese aumento se debió exclusivamente al precio de los vehículos usados.
Los precios de los vehículos de segunda mano se dispararon un 30% en los 12 meses anteriores a mayo, justo por debajo del aumento récord de un año en los precios de los vehículos usados registrado en 1975.
Según Edmunds, una fuente de información sobre automóviles, el precio medio de los vehículos usados alcanzó los US$ 26.500 en junio, un 27% más que hace un año, mientras que el precio medio de las transacciones de vehículos nuevos es de US$ 41.000, un 5% más, prácticamente igual que el precio promedio inicial de US$ 41.500.
Los precios récord de los automóviles, tanto usados como nuevos, son algo más que una molestia: es un problema económico que pesa mucho en los presupuestos de los hogares. Alrededor del 40% de los hogares estadounidenses realizan algún tipo de compra de vehículos cada año, y este año podría ser incluso mayor debido a la demanda reprimida por las compras retrasadas en 2020.
Por qué suben los precios de los vehículos de segunda mano
Los precios de los automóviles han subido por una variedad de razones, pero todas se reducen a dos factores: la alta demanda y la oferta limitada.
Los precios de los vehículos usados se ven especialmente afectados porque las empresas de alquiler de coches, que se enfrentaron a una casi paralización de la demanda el año pasado, vendieron cerca de un tercio de sus flotas para conseguir suficiente dinero para sobrevivir a la pandemia. Esa avalancha de ventas de la pasada primavera hizo que los precios de los coches usados bajaran ligeramente, lo que explica los grandes aumentos porcentuales en la comparación de 12 meses.

Pero con el actual repunte de los viajes, las empresas de alquiler de coches se enfrentan de repente a una escasez de automóviles para alquilar y no están vendiendo los que tienen incluso cuando la demanda se ha disparado. Millones de personas han conseguido trabajo este año, y otros millones que trabajaban desde casa vuelven a la oficina, alimentando la necesidad de vehículos.
Y muchos compradores están realizando compras que tenían previsto hacer el año pasado pero que retrasaron debido a la incertidumbre sobre la pandemia. Las ventas de automóviles nuevos a los consumidores estadounidenses marcaron un récord al superar los 7 millones de vehículos en el primer semestre del año, según JD Power.
Los precios récord de los automóviles nuevos son también un factor que empuja a algunos compradores que preferirían los vehículos nuevos a considerar los de segunda mano.
Por qué suben los precios de los automóviles nuevos
Los precios de los automóviles nuevos también han subido debido sobre todo a la escasez existente de chips informáticos. El inventario de los concesionarios ha caído a niveles históricamente bajos.

La falta de inventario de vehículos nuevos es otra de las razones por las que las empresas de alquiler de automóviles no pueden comprar los vehículos de sustitución que desean y se aferran a sus flotas existentes.
Otro factor que eleva el precio medio de los autos: el deseo de los compradores de automóviles de adquirir camionetas y todoterrenos más caros, en lugar de sedanes menos costosos. Los consumidores también quieren características más caras, como el frenado automático y los avisos de salida de carril, que también aumentan los precios.
Inflación en aumento
Los precios de los automóviles nuevos y usados suelen representar alrededor del 7% del IPC, pero en general no mueven mucho la cifra principal porque no experimentan grandes oscilaciones de precios, dijo Jonathan Smoke, economista jefe de Cox Automotive.
“Los precios de los vehículos de segunda mano suelen subir alrededor del 1% anual”, dijo. “Definitivamente está contribuyendo mucho más a la inflación en este momento”.
El aumento del precio de los automóviles nuevos y usados es una parte importante de la lectura de la inflación, dado lo mucho que los estadounidenses gastan cada año en automóviles: más de US$ 600.000 millones anuales, dijo Smoke.
Tanto él como otros economistas creen que se trata de un pico temporal y que, a medida que los precios se estabilicen, los precios de los vehículos usados empezarán a bajar a finales de este año.
“No digo que vaya a haber una corrección”, afirma. “Pero parece que estamos dejando atrás el desequilibrio que creó el frenesí de esta primavera”.

Por eso, la Reserva Federal no debería pisar el freno para combatir la alta inflación: ésta empezará a retroceder por sí misma, dijo Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics.
“Sería un error de política si la Reserva Federal levantara el pie del acelerador monetario debido a estas lecturas de inflación”, dijo. “Es algo transitorio. No va a durar. Volverá a caer rápidamente”.

Fuente

Opina sobre este artículo