Este corredor clasificó para los Juegos Olímpicos pero su estatus DACA casi lo aleja de su sueño

1188

Dreamer pide a Biden que ayude a beneficiarios de DACA 5:25

(CNN) — Cuando Luis Grijalva cruzó la línea de meta en los campeonatos de pista y campo de la NCAA el mes pasado, supo que podía alcanzar su sueño olímpico.
Pero, primero, los funcionarios de inmigración tendrían que aceptar que el corredor de 22 años viajara fuera de Estados Unidos y regresara al país que él llama hogar.
Grijalva es un beneficiario de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) que viajará a Japón el viernes para representar a Guatemala en la carrera de 5.000 metros en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Él y su abogada pasaron varias semanas solicitando a los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. un permiso especial conocido como permiso anticipado que permite a los beneficiarios de DACA volver a ingresar a EE.UU. después de viajar al extranjero.
No estaban seguros de si los funcionarios de inmigración podrían otorgar el permiso a Grijalva a tiempo, pero el lunes recibió autorización para viajar después de semanas de incertidumbre.
“Es un privilegio y un honor representar a Guatemala porque ahí es donde nací, (donde están) generaciones de familia y ahí es donde comenzaron mis raíces”, le dijo a CNN.
Grijalva tenía solo 1 año cuando su familia se mudó a la ciudad de Nueva York desde Guatemala. La familia de cinco miembros más tarde se mudó a Fairfield, California, donde Grijalva solía correr para divertirse junto con otros niños en las carreras de Turkey Trot en Acción de Gracias.

En esas carreras navideñas y clases de educación física, Grijalva poco a poco comenzó a notar que era más rápido que otros niños de su edad. Pero no fue hasta que se convirtió en adolescente mientras estaba en Armijo High School en Fairfield que se dio cuenta de lo mucho que le encantaba correr y, con la ayuda de sus entrenadores, se centró en convertirse en un corredor de campo traviesa, dijo.
Desde que se graduó de la escuela secundaria, una beca completa para la Universidad del Norte de Arizona ha ayudado a Grijalva a seguir corriendo de manera competitiva mientras estudia una carrera en comunicaciones. Durante los últimos tres años, ha mejorado su rendimiento y sus récords personales.
El mes pasado, terminó segundo en la carrera masculina de 5.000 metros en los campeonatos de pista y campo al aire libre masculinos y femeninos de la División I de la NCAA en Eugene, Oregon. Tuvo un tiempo de 13 minutos y 13,14 segundos, un esfuerzo que se convirtió en su boleto a los Juegos Olímpicos.
Si bien no pudo representar a Estados Unidos en los Juegos Olímpicos por varias razones, incluido su estatus migratorio, Guatemala lo seleccionó para la delegación del país. Se sintió honrado por la oportunidad, pero no sabía si habría tiempo suficiente para solicitar y recibir un permiso de inmigración para viajar.
En ese momento, dice Grijalva, tenía unos 27 días para obtener el permiso de viaje. El proceso para obtener un permiso toma al menos 90 días, dijo Jessica Smith Bobadilla, abogada de Grijalva.
Smith Bobadilla dijo que pudieron preparar una solicitud muy detallada y que se habían puesto en contacto con legisladores de Arizona sobre la situación de Grijalva. El lunes, hicieron un último esfuerzo para acelerar su solicitud y fueron a las oficinas de USCIS en Phoenix, dijeron.
Grijalva dice que fue “increíble” cuando los funcionarios de inmigración confirmaron que se le había otorgado permiso para viajar después de esperar varias horas en la oficina.
“He estado aquí durante 21 años, de alguna manera me siento tan estadounidense como cualquier otra persona que nació aquí, pero solo que tener ese derecho de nacimiento, nacer aquí, me quita muchas oportunidades a mí, pero también a todos los demás en DACA”, dijo Grijalva.

A principios de este mes, un juez federal en Texas dictaminó que el programa DACA era ilegal, lo que impidió que el Gobierno aprobara las solicitudes de nuevos beneficiarios. A los que actualmente están en el programa DACA, como Grijalva, se les permitió permanecer en él.
La decisión, del juez federal de distrito Andrew Hanen del Distrito Sur de Texas, inyectó incertidumbre en las vidas de cientos de miles de jóvenes inmigrantes, así como en sus familias.
Smith Bobadilla, quien ha representado a jóvenes indocumentados, dijo que tuvieron suerte de que se aprobara la solicitud de Grijalva y alentó a los funcionarios a considerar cómo otros beneficiarios de DACA pueden estar perdiendo “oportunidades igualmente importantes” si no pueden “maniobrar” el proceso de solicitud y aprobación tan rápido como ellos.
Mientras se prepara para viajar a Tokio, Grijalva se somete a pruebas de covid-19 en numerosas ocasiones antes de su vuelo. Se está tomando un tiempo para reflexionar sobre el viaje de ocho años que lo llevará a los Juegos Olímpicos y la responsabilidad que tiene al representar a los beneficiarios de DACA.
Grijalva debe mucho de su éxito a sus entrenadores de la escuela secundaria y la universidad, quienes lo apoyaron y lo guiaron “en la dirección correcta”.
Correrá por Guatemala el 3 de agosto para la carrera preliminar de 5.000 metros. Después de los Juegos Olímpicos, continuará su carrera profesional después de haber firmado un contrato con la empresa de calzado Hoka One One.
“Sinceramente, es un sueño perseguir una pasión que no se siente como un trabajo”, dijo Grijalva. “Es bastante genial”.

Fuente

Opina sobre este artículo