Estudio de Sinovac en Chile concluye que menos de un 2% de los vacunados desarrolla Covid-19 con síntomas

180

Resultados de investigación a vacuna del laboratorio chino arrojó una alta protección contra los casos graves y la muerte, aunque su efecto disminuye con el tiempo y hace necesaria una dosis adicional.

Los resultados del ensayo clínico de la vacuba CoronaVac del laboratorio Sinovac aplicado a 2.300 voluntarios en el país arrojaron que a seis meses de haber recibido la primera dosis la mayoría de las personas que cuentan con un esquema completo siguen presentando inmunidad, y que menos de un 2% desarrolló cuadros de Covid-19 sintomático.
“Solo el 1,9% de las personas vacunadas con esquema completo al interior del estudio ha tenido Covid sintomático, lo que también es un resultado bien favorable en términos del efecto de la vacunación”, indicó el dr. Alexis Kalergis, director del Instituto Milenio de Inmunología e Inmunoterapia (IMII), entidad que desarrolló la investigación junto con equipos de la Universidad Católica. Asimismo, la investigación mostró que solo un 0,088% de las personas testeadas requirió hospitalización.
“El estudio sugiere que la vacuna previene con alta eficacia los casos más graves de COVID-19 que requieren atención médica en un 97%. Del total de personas participantes, solo 45 de ellas hasta ahora han sido diagnosticados y casi todos han presentaron enfermedad con síntomas leves. Solo tres personas presentaron mayor cantidad de síntomas que requirieron atención hospitalaria, pero con exitosa recuperación y, en general, estos casos corresponden a personas mayores con comorbilidades. No se ha reportado ningún fallecimiento por Covid-19 en este estudio clínico”, sostuvieron los encargados del informe.  A partir de estos resultados, indicaron que CoronaVac “tiene un muy buen perfil de seguridad, sin efectos adversos severos en las personas vacunadas”.
Además, se observó que estos anticuerpos presentes después de la segunda dosis tienen capacidad neutralizante de la cepa original del virus, es decir, impedirían su ingreso a las células humanas. Adicionalmente, estos anticuerpos retuvieron capacidad neutralizante parcial para variantes de preocupación de Coronavirus, especialmente las líneas alpha, gamma, beta y B.1.617 (similar a Delta).
“Esta información, junto a otros datos que está recabando el Ministerio de Salud, son insumos claves al momento de tomar una decisión si aplicar o no una dosis de refuerzo”, señaló el ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, sobre la importancia del estudio para próximas definiciones de la campaña de vacunación para enfrentar la pandemia.
Frente a la definición por sumar una dosis adicional al esquema de vacunación actual, el ministro de Ciencia señaló que la evidencia de este ensayo de fase III es muy relevante: “Hemos conocido que habiendo transcurrido seis meses desde el inicio de la vacunación, la mayor parte de las personas presenta anticuerpos neutralizantes aunque éstos van disminuyendo en el tiempo. También, que el nivel de neutralización es menor para algunas variantes, por ejemplo, para la variante Delta”, señaló Couve.
Kalergis enfatizó que “hasta la fecha, las vacunas aprobadas para su uso han mostrado una muy buena efectividad poblacional, reduciendo los casos de enfermedad. Estos estudios sugerirían que la inmunidad inducida por la vacuna estaría teniendo un efecto protector contra las variantes que predominan, a pesar de la neutralización parcial reportada. Sin embargo, la natural disminución de los anticuerpos tras la vacunación, resalta la necesidad de fortalecer la inmunidad con dosis de refuerzo para compensar y potenciar la neutralización del virus”.
Indicó que la información del estudio permiten concluir que es muy probable contar con dosis adicionales de vacunas para reforzar la inmunidad y mantener altos los niveles de anticuerpos, “dado que estamos en una situación de pandemia, con alta circulación viral y frecuente aparición de variantes del virus con mutaciones que pueden hacerlas más contagiosas y diferenciarlas de la cepa original”.
 

Fuente

Opina sobre este artículo