Estudio evidenció que las personas tienen una alta disposición a una tercera dosis, vacunar a hijos y creen poco probable enfermarse de Covid-19

36

Un reciente estudio elaborado por investigadores e investigadoras de la Universidad Autónoma de Chile, Universidad de Santiago y Universidad Austral buscó comprender los factores que determinarían la disposición a vacunarse en la población.
A través de una encuesta aplicada a 827 personas, 59% de la Región Metropolitana y un 41% de otras regiones, se analizaron distintos factores socioeconómicos, conocimiento sobre la vacuna, percepción de riesgos, percepción sobre las vías de información, entre otros. Del total de encuestados, 67% corresponde a mujeres y 33% a hombres. De ellos un 28% corresponde al tramo de edad entre 18 y 29 años, 67% entre 30 y 59 años y un 5% a mayores de 59 años.
“Se sabe que los factores que influyen en que una persona se vacune o no pueden ser muy diversos. Este estudio, en particular, se ha focalizado en comprender el rol que cumple la confianza sobre quien entrega la información respecto de la vacunación, por ejemplo, desde científicos, políticos, etc. e identificas las vías desde las cuales se recibe información. Se ha abordado también la percepción sobre el riesgo de contagio del Covid”, comenta Loreto Fuenzalida, viróloga de la Universidad Autónoma de Chile y quien lidera el estudio.
Entre los principales resultados preliminares del estudio se destaca que, un 92% de quienes responden tienen mucha-bastante confianza en la información sobre las vacunas aportada por científicos, un 80% por el Colegio Médico, un 76% ISP, un 73% la OMS, pero dicha confianza disminuye en el caso del Ministerio de Salud (47%), políticos (14%) y líderes religiosos (10%).
Asimismo, el estudio evidenció que un 84% de los encuestados está vacunado, un 3% no se vacunará y un 4% no sabe aún si lo hará. Del total de encuestados, el 88% no se ha enfermado de Covid-19 y un 61% cree poco o nada probable enfermarse de Covid-19, esto pese a que no hay estudios que avalen que la vacuna de Sinovac evite el contagio por SARS-CoV-2.
Cabe destacar que respecto de las medidas de prevención en general las estrategias planteadas para prevenir COVID-19, como el uso de mascarilla, el lavado de manos, distancia física, cuarentenas, etc, son percibidas como efectivas.
Un 90% de los encuestados considera muy-bastante efectivo el uso de mascarilla para prevenir Covid-19, un 95% lo cree para el lavado de manos, un 92% para distancia social, un 74% para el uso de residencia sanitaria, un 63% para vacunación y un 55% para cuarentenas.
Tercera dosis y vacunación en menores de edad
Respecto a la posibilidad de una tercera dosis de vacuna, la mayoría de las personas  encuestadas respondió que está dispuesto a recibirla (87%), mientras que un 13% dice que no o no sabe.
Además existe una aceptación generalizada a vacunar a personas menores de 16 años. Ante la pregunta “Si se aprueba el uso de la vacuna contra Covid-19 en menores de 16 años ¿Usted vacunaría a sus hijos?”, un 62% respondió “definitivamente sí”, 26% “quizá sí”, y empatan en un 6% las opciones “definitivamente no” y “probablemente no”.
En el caso hipotético que hubiera que pagar por la vacuna contra COVID-19, disminuye la aceptación de la población a inocularse. El 31% de las personas respondió que no o no sabe si se vacunaría si es que tuviese que pagar por la vacuna, siendo este un punto crítico a considerar. En tanto, un 69% dijo que sí lo haría, aunque tuviera que pagar.
Información sobre vacunas
Otro de los factores que analizó este estudio es el nivel de conocimiento y confianza que existe en las vacunas. Al respecto, la mayoría de los encuestados reporta mayor información sobre las vacunas Sinovac y Pfizer, en comparación con las otras vacunas aplicadas en Chile. Del mismo modo, estas mismas concentran mayor confianza en comparación a las demás.
Por otra parte, un 35% de las personas encuestadas señaló que se siente muy o bastante preocupada por los efectos secundarios de las vacunas. Cuestión que podría explicar, en parte, las actuales reticencias a la vacunación.
Finalmente, la Dra. Fuenzalida, explica que el estudio busca “ofrecer recomendaciones para enfrentar procesos de vacunación actuales y futuros de la mejor manera, puesto que se requiere considerar “la confianza” en la vacuna y los procesos relativos de manera de fortalecer las estrategias de vacunación y el incremento en la confianza de la población en estas”.

Fuente

Opina sobre este artículo