Expresidentes Lula, Rousseff y Correa rechazan suspensión de derecho a sufragio contra ME-O

69

El Grupo de Puebla y el Consejo Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia (CLAJUD), manifestaron su rechazo a la decisión del Servicio Electoral (Servel) de suspender el derecho a voto de Marco Enríquez-Ominami por dos causas penales en su contra.
“Rechazamos la decisión adoptada por el sistema de justicia chileno al suspender a Marco Enríquez-Ominami de su derecho a sufragio, impidiéndole participar de un proceso histórico por el que él mismo ha venido luchando hace más de 10 años, y su derecho a la presunción de inocencia”, dice el comunicado.
Párrafo seguido, hicieron un emplazamiento “a terminar con esta forma inédita y agresiva de reemplazar las armas militares por la manipulación de recursos legales para detener cualquier pretensión política y propuesta progresista de reconstruir la esperanza, recuperar la dignidad, la verdadera soberanía y la justicia para nuestros pueblos”.
En la declaración, también rechazaron “las sistemáticas persecuciones contra líderes y procesos progresistas en la región, y el total repudio a la utilización del aparato de justicia para la persecución política que ha sido evidente en países de América del Sur”.
“Los derechos civiles y políticos, el debido proceso legal y la presunción de inocencia están asegurados por la Convención Americana de Derechos Humanos y por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ambos compromisos ratificados por el Estado chileno en su legislación interna”.
La declaración está firmada por 38 integrantes del Grupo de Puebla, entre los que destacan los ex presidentes de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff; de Ecuador, Rafael Correa; Colombia, Ernesto Samper; de España, José Luis Rodríguez Zapatero; y de Paraguay, Fernando Lugo.
También destacan el senador del Partido Socialista (PS), José Miguel Insulza, y el ex ministro Carlos Ominami.

Fuente

Opina sobre este artículo