FMI mejora proyección para Chile por cuarta vez en el año y prevé expansión de 6,5% del PIB en 2021

15

El organismo recortó en una décima el pronóstico para 2022, cuya alza sería de 3,7%. En el reporte, desestimó la idea de continuar utilizando los fondos de pensiones para paliar la crisis y pidió a Chile aumentar la progresividad de su sistema tributario.

El panorama político y sanitario no parecen ser motivos suficientes para impactar negativamente las perspectivas económicas para Chile, las que son constantemente revisadas al alza, tanto por expertos nacionales como extranjeros.
Este viernes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) sorprendió al anunciar -en el marco de la conclusión de la Consulta del Artículo IV del país- una mejora en su proyección para el Producto Interno Bruto (PIB) nacional, el cual crecería 6,5%, de acuerdo a las estimaciones del organismo, que corrigió al alza por quinta vez consecutiva y por cuarta en el año el panorama nacional.
La racha alcista partió en octubre del año pasado, cuando el fondo estimaba que el PIB local repuntaría un 4,5% en 2021. Pero, en febrero de este año, la entidad aplicó una fuerte mejora al panorama, a 5,8%, el cual subió a 6% a comienzos de marzo y luego a 6,2% la primera semana de este mes.
El crecimiento de 6,5% se lograría, según el FMI, “a medida que los efectos de la pandemia se van atenuando gradualmente y se reducen las restricciones de movilidad, al tiempo que se mantiene el apoyo a la economía a través de políticas monetarias acomodaticias y el firme avance de la vacunación”.
El prestamista global destaca que si bien el Gobierno debió endurecer las restricciones de movilidad a fines de marzo por el aumento de los contagios de Covid-19, destaca que “amplió las medidas fiscales existentes para mitigar su impacto, mientras que el proceso de vacunación avanza con rapidez”.
“El gobierno adoptó un conjunto amplio y bien planificado de medidas de política fiscal, monetaria y financiera para aliviar los efectos de la pandemia”, destaca el reporte.
En el plano fiscal, el reporte plantea que este año la balanza en cuenta corriente se mantendría cercana a cero, “gracias a la solidez de los términos de intercambio y a pesar del aumento de las importaciones asociado a la recuperación”, para luego avanzar “gradualmente a medio plazo hacia un pequeño déficit”.
Para el próximo año, la institución recortó en una décima el pronóstico presentado hace algunas semanas, y ahora prevé que la actividad económica se expanda 3,7%. Al año siguiente, en 2023, el alza sería de 2,7%, para luego disminuir en una décima los dos períodos que vienen (2,6% en 2024 y 2,5% en 2025). Este último dato se mantendría para 2026, a lo que el fondo agrega que “se proyecta que el crecimiento convergerá con el potencial de 2,5%”.
Las recomendaciones del directorioEn su revisión anual sobre Chile, el directorio ejecutivo del FMI planteó que “a medida que la recuperación se afiance, deberán adoptarse a mediano plazo medidas de ingreso y de gasto focalizadas para abordar las necesidades sociales, proteger a los grupos vulnerables y recomponer las reservas, preservando al mismo tiempo la sostenibilidad de la deuda”.
Además, los directores instaron a las autoridades a tomar medidas para reforzar la regla fiscal y reevaluar las exenciones, deducciones y regímenes especiales, además de incrementar la tributación directa y elevar los impuestos ecológicos en consonancia con las normas internacionales.
“Los directores hicieron hincapié en que deben evitarse retiros adicionales de las pensiones, ya que estos han debilitado el sistema previsional”, dice el documento, que plantea que recomendaron que “si es necesario incrementar el apoyo, debe proporcionarse mediante medidas fiscales focalizadas, que son más eficaces para llegar a las personas más necesitadas”.
En términos generales, los ejecutivos enfatizaron que es “urgente llegar a acuerdos amplios para desbloquear las reformas estructurales y sociales que ayudarían a estimular la confianza, respaldar la recuperación y el crecimiento, y promover la cohesión social”, y puntualizaron en la necesidad de llevar a cabo una reforma integral del sistema sanitario y de pensiones.
Además, señalaron que para fomentar la productividad y la inclusión “también será crucial mejorar la calidad de la educación y la integración financiera, reducir las ineficiencias y la informalidad del mercado laboral, promover la integración comercial y responder al cambio climático”.

Fuente

Opina sobre este artículo