FNE aprueba la fusión de Fiat y Peugeot con medidas de mitigación

43

Fueron tres las obligaciones que se le impuso a ambas marcas, con relación a mantener cierto modelos en manos de terceros para evitar riesgos de competencia.

A horas de terminar el 2020, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) aprobó en Fase II y con medidas de mitigación la operación de concentración consistente en la fusión internacional de Fiat Chrysler Automobiles N.V. (Fiat) y Peugeot S.A. (Peugeot).
Durante su investigación, el organismo antimonopolios estimó que si la fusión se perfeccionaba en forma pura y simple, como pretendían las partes, la entidad resultante de la fusión tendría el incentivo y la habilidad de subir los precios de algunos de los furgones livianos comercializados por Fiat en Chile, tanto en el segmento minorista como en la venta de flotas a empresas de leasing operativo.
En respuesta a este riesgo, Fiat y Peugeot ofrecieron algunas medidas de mitigación que, luego de ponerlas en conocimiento para el análisis de terceros interesados, permitió a la FNE concluir que resultan efectivas, idóneas y proporcionales para impedir que la operación reduzca de forma sustancial la competencia en el mercado, permitiendo a la vez que el cumplimiento efectivo de las medidas de mitigación sea monitoreado.
La FNE también estimó que la ponderación conjunta de los remedios potenciaría la competencia inter-marca e intra-marca en variables de servicio al cliente distintas al precio y la calidad de los vehículos y propiciaría la posible expansión de un competidor cercano a las partes para Chile, como es Toyota.
Medidas de mitigación
Fueron tres las medidas de mitigación que se les asginó a ambas partes para dar luz verde. La primera es la obligación de Fiat y Peugeot de mantener la importación y distribución mayorista de los productos de las marcas de RAM y Citroën en manos de terceros independientes por tres años. También se les impuso mantener la distribución mayorista de las marcas Peugeot y Opel a cargo de la filial chilena de Peugeot por tres años.
Y por último, respecto al joint venture que tienen Peugeot y Toyota para el desarrollo, fabricación y suministro de algunos vehículos comerciales livianos compactos (como Peugeot Partner, Citroën Berlingo, Opel Combo y Toyota Proace), la marca francesa deberá ofrecer una capacidad anual destinada exclusivamente para Chile de furgones livianos de la marca Toyota a favor de dicho fabricante, si es que así lo solicita.
Esta capacidad debe ser adicional a la considerada en el remedio ofrecido por Peugeot a la agencia de competencia de Europa en el marco de esta misma fusión. Adicionalmente, Peugeot ofrecerá a Toyota un descuento en los precios de transferencia de los vehículos y de piezas y partes.
El proceso
La investigación se inició el 15 de abril de 2020 y durante la Fase I las diligencias se enfocaron en el análisis competitivo en el segmento de vehículos comerciales, atendidas las cuotas de mercado de ambas empresas.
Tras constatar que la operación podía reducir sustancialmente la competencia, la FNE amplió la investigación a una Fase II para analizar en profundidad el mercado, los efectos de la operación, las condiciones de entrada y los posibles contrapesos, con especial énfasis en el segmento de furgones.
En esa etapa fueron recabados antecedentes adicionales mediante encuestas en línea a importadores, concesionarios y consumidores de furgones, entre otras diligencias, que permitieron identificar una alta cercanía competitiva entre Fiat y Peugeot en el segmento de furgones livianos, concretamente entre los modelos Peugeot Partner, Citroën Berlingo y Opel Combo de Peugeot, y los modelos de furgones livianos RAM V700 City y RAM V1000 de Fiat.
Fiat Chrysler es un grupo empresarial automotriz italoamericano dedicado principalmente a la fabricación y comercialización de componentes y vehículos a nivel mundial, bajo las marcas Abarth, Alfa Romeo, Chrysler, RAM, Dodge, Fiat, Jeep, Lancia y Maserati. En Chile, el grupo comercializa sus productos representado por un tercero independiente.
Peugeot es un grupo empresarial francés dedicado principalmente a la fabricación y comercialización de componentes y vehículos a nivel mundial, bajo las marcas Peugeot, Opel, Citroën, Vauxhall y DS. En relación a las marcas Peugeot y Opel, el grupo participa directamente en Chile en la importación, distribución y comercialización minorista de vehículos, partes y repuestos. Respecto de las marcas Citroën y DS, comercializa sus productos localmente representado por un tercero independiente.
 

Fuente

Opina sobre este artículo