Foro Económico Mundial alerta sobre mala preparación de Chile para enfrentar la recuperación económica post pandemia

95

El país alcanzó el puesto 25 de los 37 contemplados en el análisis. Incentivos a la inversión en I+D, la equidad y diversidad en empresas, entre los indicadores con peor desempeño.

Por más de 40 años, el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial (WEF, su sigla en inglés) se dedicó a medir factores de productividad y con ellos elaborar un ránking anual, con el fin de motivar a las autoridades nacionales a ir más allá del crecimiento a corto plazo.
Pero, con la llegada de la pandemia, el panorama cambió y el ejercicio de clasificación comparativo que en Chile se lleva a cabo con la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) fue postergado hasta 2021.
En su lugar, este año se elaboró una edición especial que apunta a desarrollar las prioridades de recuperación y reactivación, y que además presenta un índice sobre los países mejor preparados para la transformación económica requerida debido a la pandemia.
“En este momento es crucial no solo reflexionar sobre la mejor manera de volver al crecimiento, sino también sobre cómo reconstruir mejores economías que mejoren los resultados para las personas y el planeta”, precisa el informe, que en esta oportunidad contempla datos de 37 economías, agrupados en once indicadores o prioridades, obtenidos de las últimas estadísticas de organismos internacionales y una encuesta a ejecutivos.
Chile fue uno de los países contemplados y, lamentablemente, el país no estaría dentro de los mejor preparados para la economía post pandémica. La economía nacional se ubica en el puesto número 25 de todos los contemplados, lo que equivale a que obtuvo 53 puntos, de un total de 100.
En el detalle, Chile se encuentra junto a Indonesia y República Checa en el séptimo decil, y cabe destacar que que la mayoría de los países de la muestra son economías avanzadas. De hecho, los primeros lugares son ocupados por Finlandia, Suecia y Dinamarca, que llegan a 69,9; 69,5 y 66,5 puntos, respectivamente.
Al mirar de cerca el resultado de los indicadores nacionales, el área más crítica sería la de incentivos e inversión en Investigación y Desarrollo (I+D), donde Chile obtuvo el puesto 32 entre 37 naciones, equivalentes a solo 31,7 puntos.
Luego, la competencia en el marco de la cuarta revolución industrial también muestra poca preparación, ya que el país se sitúa en el puesto 29 de 37, con 58,1 puntos. Por último, la equidad y diversidad en empresas también es preocupante, ya que con 57,3 puntos Chile es 28 de 37.
Pero, por el contrario, el marco tributario para la cooperación internacional del país está bien aspectado, en el puesto 18 de 37 y con 52 puntos. Además, la infraestructura sanitaria y de cuidado es algo positivo, pues Chile llega a la posición 16 de 30, con 48,7 unidades.
América Latina en el fondo Pese a que el escenario descrito para Chile no es para nada alentador, el país estaría mejor ubicado que las otras economías latinoamericanas contempladas por el WEF este año, los cuales destacan por ocupar lugares incluso más negativos en el índice excepcional.
Dos posiciones más abajo que Chile, o sea bajando hasta el 27 de 37 se encuentra Brasil, que por poco alcanzó a superar la mitad del puntaje, llegando a 51 unidades.
Luego, aún más abajo, se ubica Argentina, que de cara a la edición especial consiguió sumar solo 49 puntos de los 100 totales, lo que equivale a la posición número 32 de todos los participantes.
Casi en la peor posición, o sea en la 36 de 37, se sitúa México, que con los 46,9 puntos que alcanzó se consolidó como el segundo país del mundo peor preparado para enfrentar los desafíos económicos post-pandémicos.
Pero más allá de los latinoamericanos, hay varios europeos que estarían en condiciones similares a las economías regionales. Justo debajo de Chile, o sea en el lugar número 26, se encuentra Italia, que se aleja de la mayoría de sus vecinos que se adjudican el mejor desempeño.
Al seguir bajando en el ránking se encuentran Polonia, Hungría y Grecia, que ocupan los puestos 33, 34 y 35, respectivamente.
En el último puesto, más abajo que todos los latinoamericanos, está Turquía, que con solo 45,2 unidades sería el país menos preparado para enfrentar la transformación económica de todos los contemplados.

Fuente

Opina sobre este artículo