Gobierno arriesga nueva derrota: Senado se pronuncia hoy sobre el nombramiento de defensora del Rechazo en Consejo para la Transparencia

30

A las 12:00 horas, la Sala del Senado se pronunciará sobre la propuesta del Gobierno para el nombramiento de Natalia González, directora de Asuntos Jurídicos y Legislativos del Instituto Libertad y Desarrollo y activa defensora de la opción “Rechazo” en el plebiscito constituyente, como consejera del Consejo para la Transparencia (CPLT).
Se trata de una votación polémica, dado el rechazo que despierta en la oposición el nombre de la profesional del think tank ligado a la UDI, y quien además es cercana a Cristián Larroulet, jefe del Segundo Piso de La Moneda.
El Gobierno arriesga una nueva derrota en el Congreso. De hecho, en la Comisión de Constitución del Senado fue rechazada por 3 votos contra dos la propuesta del Ejecutivo debido a la figura de González. En Sala, la propuesta del Ejecutivo requiere de los 2/3 de los senadores para ser ratificado, vale decir 29 votos.
Uno de los damnificados en este proceso es el académico de la Usach, el abogado Bernardo Navarrete (DC), el segundo nombre propuesto por el Gobierno para integrar el CPLT.  “Con él no tengo reparo alguno, pero como se da esta lógica binominal de nominados, no hubo otra opción que rechazar ambos nombres”, explicó el senador independiente, Pedro Araya.
Falta de quórum
El CPLT necesita urgentemente completar las plazas, dado que quedan solo dos consejeros en el Consejo Directivo: la politóloga Gloria de la Fuente y el abogado Francisco Leturia. Esto, porque el expresidente Jorge Jaraquemada terminó su período, lo que se suma a la renuncia de Marcelo Drago.
De acuerdo a De la Fuente, actual titular del CPLT, “no tenemos posibilidad de sesionar, en la medida en que no tengamos el Consejo Directivo con el mínimo de al menos tres miembros que es lo que necesitamos como quórum”.
“Entonces esperamos que esto se pueda solucionar a la brevedad. Esperamos, en el contexto en que está nuestro país, que el diálogo político, el diálogo democrático adecuado es lo que prime”, indicó.
Sin embargo, el eventual nombramiento de González también ha provocado ruido en el CPLT, debido a que se conoció de la intención de esta abogada de ejercer como consejera sin abandonar sus funciones en Libertad y Desarrollo, lo que es visto como incompatible.
Las razones de la oposición
La propuesta del Ejecutivo que se vota hoy mantiene los equilibrios políticos en el CPLT, pero en la oposición no parecen dispuestos a dar su brazo a torcer. Alfonso De Urresti, presidente de la Comisión de Constitución, instancia donde se revisaron los nombres de Natalia González y Bernardo Navarrete, expresó que “en el contexto de exigencia política actual que hoy tiene nuestra institucionalidad, no es posible apoyar la nominación de la candidata González, toda vez que ella ha sostenido su voluntad de continuar con el cargo que ejerce en Libertad y Desarrollo”.
“Esta es una actividad completamente legítima, pero incompatible cuando se pretende fortalecer el estándar de CPLT y que este órgano pueda continuar entregando garantías suficientes a la ciudadanía y  cumplir su rol profundización de los estándares de transparencia de las instituciones de la República”, añadió.
De Urresti recordó que “hoy se están tramitando distintas mociones que entregaran mayores facultades y responsabilidades al Consejo de la Transparencia, por lo que se requiere que quienes dirijan esta institución puedan avanzar hacia una dedicación exclusiva”.
En tanto, el senador independiente Pedro Araya, expresó que  su rechazo a la nominación de Natalia González “no se trata, para nada, de un tema personal o que tenga que ver con su calidad profesional. Mi posición tiene que ver con que soy un convencido de que para estos cargos se requiere un altísimo estándar de independencia y dedicación exclusiva. En el caso de Natalia González, evidentemente, eso no se da. Ella forma parte de un centro ideológico que es Libertad y Desarrollo, que no es apartidista como lo señaló la postulante. ¡Por favor! Se sabe que es una entidad de derecha que, además, es financiada por las grandes empresas de este país”.

Fuente

Opina sobre este artículo