Ibrahimovic amenaza al FIFA por incluirle en el juego sin su consentimiento: “Es hora de investigar”

57


Zlatan Ibrahimovic vuelve a estar en el foco de la polémica por un tema fuera de los terrenos de juego, algo que históricamente ha sido habitual en él, pero que desde su llegada al Milan había disminuido o, por lo menos, encubierto con sus grandes actuaciones en el campo. En este caso, una amenaza al más puro estilo Ibrahimovic contra EA Sports por el FIFA.Y es que al delantero sueco parece no haberle sentado nada bien su inclusión  en el juego, según él, sin haber dado su consentimiento de manera voluntaria y mucho menos que ganen dinero a través de su imagen. Así lo expresó él mismo en redes sociales, donde hace hincapié en que esto no es algo que él haya permitido.”¿Quién le ha dado permiso al FIFA de EA Sports para usar mi nombre y mi cara? ¿FIFPro? No me consta ser miembro de FIFPro y si lo soy, se me ha incluido sin ningún conocimiento real a través de alguna maniobra rara. Y por su puesto, nunca he permitido a la FIFA o FIFPro lucrarse usándome”, escribió Ibrahimovic en Twitter.Somebody is making profit on my name and face without any agreement all these years.Time to investigate— Zlatan Ibrahimović (@Ibra_official) November 23, 2020Más tarde, continuó con su mensaje recalcando que “alguien está haciendo beneficios de mi nombre y mi cara sin ningún acuerdo durante todos estos años”, antes de asegurar que “es hora de investigar” qué es lo que ha ocurrido.No obstante, llama la atención que el delantero sueco esté protestando ahora por su inclusión en un juego donde lleva apareciendo desde 2001, siendo esta su decimonovena edición. Ahora, podrá ser amparado por el Proyecto Tarjeta Roja, una iniciativa con un equipo de abogados y más de 400 jugadores para demandar a las empresas de juegos o apuestas por el uso de sus datos sin su consentimiento. Por su parte, EA Sports tendrá que empezar a mover también a su equipo legal e investigar también qué respaldo puede tener el delantero sueco, ya que de tener razón podría terminar con una indemnización millonaria. O lo que es peor aún, que salgan otros futbolistas reivindicando el mismo derecho y buscando los permisos para utilizar su imagen. 

Fuente

Opina sobre este artículo