Innovación monitorea flujos masivos de posibles contagios Covid-19 y ayuda a la trazabilidad 

76

En Chile, la segunda ola de Covid-19 ya empezó con un aumento de los casos y en 11 regiones del país -de un total de 16- el número de infectados volvió a crecer de manera significativa. Con más de 570 mil casos en nuestro país las autoridades endurecieron nuevamente las medidas sanitarias, luego de tres meses que la cantidad de infectados se estabilizó en torno a los 1000 y 1500 casos diarios.
Debido a esto, la Región Metropolitana volvió a entrar en cuarentena durante los fines de semana y retrocedió a la fase 2 del plan “Paso a paso”, elaborado por el gobierno para definir las limitaciones por comuna. Además, se anunciaron restricciones en varias ciudades del sur, en las regiones de Biobío, Araucanía y Magallanes, las más afectadas por el rebrote.
En este contexto, la empresa chilena Spaceweare acaba de estrenar un innovador sistema de lectura térmica y reconocimiento facial que permite monitorear flujos de varias personas a la vez sin detenerse, con el objetivo de ayudar a la trazabilidad masiva del Coronavirus. 
La nueva tecnología optimiza el ingreso a todo tipo de recintos (centros médicos, malls, edificios de oficinas, entre otros) y evita el control de la temperatura uno a uno; manteniendo, a la vez, un sistema inteligente de trazabilidad dentro de cada establecimiento.
Juan Eduardo Valenzuela, director de Spaceweare, explica que lo que hacen es integrar diferentes métodos de sensorización para optimizar las técnicas de reconocimiento facial, el flujo de los cuerpos, logística y termodinámica y que “los sensores permiten observar y analizar el comportamiento de las personas dentro de un recinto, señalando dónde estuvo, con quién y cuánto tiempo. Estos generan una gran cantidad de información, que para ser analizada requiere algoritmos propios de la inteligencia artificial”.Además, destaca que la solución ya tuvo su exitosa fase de prueba y prototipos, por lo que ahora está en plena etapa de comercialización.
Asé se desarrolló esta solución para abordar tres necesidades básicas de las organizaciones hoy en día. El primer desafío es el control de acceso de grandes flujos de personas a establecimientos, industrias o locales. “Por la urgencia sanitaria actual es necesario un control estricto de la temperatura de las personas para evitar contagios. Pero una vez instalado el sistema, esto puede expandirse también al control de asistencia y otro tipo de filtros de acceso”, enfatiza el director e ingeniero de la empresa.
El segundo desafío es generar información confiable sobre la base de la trazabilidad, tanto del desplazamiento dentro del recinto como en la interacción con otros usuarios. Una aplicación concreta en ese sentido, es la observación y análisis del comportamiento de los clientes y empleados “para conocer los espacios que son más, o menos, utilizados en sus locales y oficinas; lo que permite desarrollar estrategias más precisas”, añade Valenzuela. 
Una tercera necesidad es el acceso a soluciones tecnológicas de alta calidad y a valores accesibles. “Por ser una empresa chilena, conformada por profesionales y expertos locales, somos capaces de desarrollar soluciones de Inteligencia Artificial a la medida de nuestros clientes y con valores acordes al mercado nacional”, concluye.

Fuente

Opina sobre este artículo