James Harden recibe duras críticas de uno de los jugadores con más mal genio de la NBA

20


La salida de James Harden de los Houston Rockets no ha sido precisamente elegante. El drama y la telenovela ha terminado con ‘La Barba’ traspasado a los Brooklyn Nets y con sus compañeros con más renombre poniéndole a caldo, como por ejemplo un DeMarcus Cousins que no se mordió la lengua, ni siquiera antes de que se hiciese oficial la marcha del MVP de 2018.“Es una falta de respeto, pero todos tienen derecho a opinar”, comento DeMarcus Cousins un día después de las últimas declaraciones de Harden antes de dejar Houston, en las que decía que ya no podía hacer nada más, que ese equipo y la situación eran una locura y que sus compañeros de equipo no eran suficientemente buenos.“Es la parte desagradable de este negocio. La que se barre debajo de la alfombra. Cada uno se ocupa de unas cosas. Cuando los chicos están en una posición de ser jugador franquicia o lo que sea para cada uno, la ruptura a veces suele ser desagradable”, continuó en una entrevista para ESPN.“Harden puede sentir lo que quiera sobre el equipo y su situación actual, pero los otros 14 jugadores del vestuario no le han hecho nada. Que estemos recibiendo algunos de sus comentarios irrespetuosos es absolutamente injusto para nosotros”, le criticó Cousins. “Sólo por cómo llegó en pretemporada [pasado de peso] y sus payasadas fuera de la cancha… La falta de respeto comenzó mucho antes de sus declaraciones. No pasó de la noche a la mañana. Pero es la parte desagradable de este negocio y debemos aceptarla”.John Wall, en la misma líneaDeMarcus Cousins también dejó claro que cuando fichó por los Houston Rockets fue para jugar con John Wall, también recién llegado al equipo Texano. Ambos son muy buenos amigos y compartieron vestuario en la Universidad de Kentucky. Normal que la opinión del base esté en la misma línea.“Venga, hombre… ¿Quiere saltar por el precipicio después de sólo nueve partidos? Aún hay mucho baloncesto por jugarse”, comentó John Wall tras la derrota de los Rockets contra los Lakers de LeBron James y compañía. “Creo que todo esto ha sido un poco complicado. No voy a mentir. Cuando tienes algunos jugadores tan buenos que no están comprometidos con el resto, es difícil hacer algo especial como equipo. Sinceramente, duele”.

Fuente

Opina sobre este artículo