La amenaza del Gobierno por los escaños reservados que se tramitan en la Sala del Senado: “Si no llegamos a acuerdo, se va a escribir una nueva Constitución sin los pueblos indígenas”

6

Sin acuerdo, la Sala del Senado desarrolla este martes la sesión para tramitar en particular la reforma constitucional para reservar escaños a representantes de los pueblos originarios en la Convención Constitucional.
Gracias a su mayoría, la oposición aprobó en la Comisión de Constitución del Senado una propuesta que  establece 24 cupos por sobre los 155 convencionales. Sin embargo, la derecha y el Gobierno insisten en la fórmula de 15 escaños reservados, pero sin aumentar el número de constituyentes. Además, plantean la creación de un padrón especial.
De acuerdo a la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, “creemos que es necesario dentro de este marco de 155 escaños le entreguemos el 10 por ciento de la representación de la Convención: 15 escaños que van a ser reservados para representar la diversidad de los pueblos indígenas en la Convención Constitucional”.
El problema es que el alto quórum del proyecto obliga a llegar a un acuerdo lo que parece lejano. “Si no llegamos a acuerdo, se va a escribir una nueva Constitución sin los pueblos indígenas”, indicó la secretaria de Estado.
Debate sobre el quórum
El debate del proyecto además ha estado entrampado por el quórum de votación. El proyecto requiere de 26 votos que hoy no tienen ni la oposición ni el oficialismo en la Cámara Alta, vale decir tres quintos.
Sin embargo, la senadora UDI Luz Ebensperger ingreso una reserva de constitucionalidad, señalando que el artículo que establece la creación de escaños supranumerarios requiere dos tercios, vale decir 29 votos. Se trata de un punto que debe ser despejado antes de ingresar al debate y la votación, programada para mañana.
Desde la oposición, el presidente de la Comisión de Constitución, Alfonso de Urresti (PS), ha llamado a la derecha a “hacer el máximo esfuerzo, (pues) de ellos depende, ellos están al mando y se han opuesto históricamente. Tienen que hacer una propuesta completa, tienen que desarrollar y tener la convicción de que vamos a tener escaños reservados”.
Cabe recordar que en entrevista con El Mostrador, el senador Francisco Huenchumilla asumió que el proyecto definitivamente “va a terminar en comisión mixta (…) ahí se va a jugar la madre de todas las batallas”, apelando a un acuerdo que sea “honorable y no humillante” para los pueblos originarios.
“Sería un error histórico del mundo político si los pueblos originarios quedan fuera de este proceso” y que sería una señal al mundo indígena de que se les está echando de la institucionalidad. Criticó al Gobierno y Chile Vamos por actuar en este tema con “la calculadora en mano”, en circunstancias que se olvidan que el mundo mapuche y el indígena en general, no funcionan con la lógica del eje derecha/izquierda.

Fuente

Opina sobre este artículo