La ceremonia de entrega de medallas de los Juegos Olímpicos rompe con la tradición por culpa del Covid-19

30

Los Juegos Olímpicos de Tokio van a ser de lo más inusuales. La pandemia mundial de Covid-19 ha obligado a organizar la cita con un buen número de restricciones y un protocolo sanitario de lo más estricto, hasta el punto de que la ceremonia de entrega de medallas sufrirá un cambio radical y fuera de toda tradición olímpica.

El presidente del COI, Thomas Bach, informó de las novedades en lo referente a la entrega de medallas, anunciando que los deportistas recibirán los metales en una bandeja para que los recojan con sus propias manos y serán ellos mismos los que se las colgarán del cuello. Hasta el momento, siempre era una autoridad designada para ello quien se encargaba de hacerlo.“Las medallas olímpicas no se pondrán alrededor del cuello de los ganadores, sino que se entregarán al deportista en una bandeja y entonces el o la deportista se la pondrá”, explicó Bach. “Se asegurará además que la persona encargada de colocar la medalla en la bandeja correspondiente lo haga equipada con guantes desinfectados para que el deportista pueda estar seguro de que nadie la tocó antes que ellos”.Desde el COI son conscientes de la situación y pese a que entienden que es “un cambio muy significativo”, se trata de una medida necesaria para evitar contagios que pudiesen producirse durante esta ceremonia, en la que además “no habrá apretones de manos y tampoco habrá abrazos” y todos los participantes estarán obligados a llevar mascarilla.Las medallas de los Juegos Olímpicos de Tokio están fabricadas a partir de productos electrónicos reciclados donados por aficionados al deporte. Tendrán 85mm de diámetro, pesarán alrededor de medio kilo y tendrán grabados los aros olímpicos, el logotipo de Tokio 2020 y una imagen de la diosa griega Nike. 

Fuente

Opina sobre este artículo