La OMS decretó el fin del brote de ébola en RD Congo y busca usar lo aprendido contra el Covid-19

66

La Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó hoy el fin del brote de ébola declarado el pasado 1 de junio en el noroeste de la República Democrática del Congo (RDC).
Esa epidemia, que afectó a la provincia de Ecuador y es la undécima que sufre la RDC, causó 130 casos (119 confirmados y 11 probables), 55 muertes y 75 contagios que se curaron, informó la oficina regional para África de la OMS en un comunicado.
Desde Kinshasa, el ministro congoleño de Sanidad, Eteni Longondo, confirmó también el fin del brote: “Esta undécima epidemia de la enfermedad por el virus del Ébola tuvo la particularidad de extenderse mucho más a las zonas sanitarias de ríos y lagos”, explicó en una rueda de prensa en la capital congoleña, citado por medios locales.
“Esto constituyó un gran desafío logístico en cuanto al desarrollo de las actividades de respuesta en un sistema de salud ya debilitado por epidemias anteriores y por una débil participación de la comunidad en las recomendaciones” sanitarias, añadió el ministro.
El brote se dio por terminado después de que transcurrieran 42 días desde que el último paciente positivo diese por primera vez negativo y sin que hayan aparecido nuevos casos positivos desde entonces, criterio para declarar la conclusión de estos brotes.
“Superar uno de los patógenos más peligrosos del mundo en comunidades remotas y de difícil acceso demuestra lo que es posible cuando la ciencia y la solidaridad se unen”, afirmó la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

#Ebola outbreak in Equateur Province, ?? is over. This followed the end of the most complex Ebola outbreak in North Kivu in June. I invite you to read these powerful stories of those working to end the latest outbreak, including #healthworkers & survivors. https://t.co/WnvLG5ysFq
— Tedros Adhanom Ghebreyesus (@DrTedros) November 18, 2020

“LA VICTORIA PUEDE SER USADA CONTRA EL COVID”
El director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de Salud, Mike Ryan, subrayó tras declararse el fin del brote de Ébola en RD Congo que la victoria ante este virus, a base de vacunas que necesitan conservarse por debajo de los -80 grados, servirá en la batalla contra el Covid-19.
“Aprendimos cómo usar las vacunas a gran escala, cómo tratar mejor los casos, y estos resultados se aplicaron en la respuesta contra el Covid, de la misma forma que la lucha anticovid podrá servir para futuros posibles brotes de Ébola”, señaló Ryan en un encuentro con internautas en redes sociales.
El irlandés destacó que durante la respuesta al brote en RD Congo, undécimo de esta enfermedad desde su aparición hace 40 años, se vacunó a más de 40.000 personas, con dosis que tuvieron que conservarse a temperaturas inferiores a los 80 grados bajo cero.
Esta conservación en ultrafrío es la misma que se necesita para una de las vacunas que se están desarrollando contra el coronavirus: la que producen la farmacéutica estadounidense Pfizer junto a la alemana BioNTech, y se ha citado este aspecto como una posible dificultad para su distribución a nivel mundial.
“Contenedores de alta tecnología, desarrollados en colaboración con la Fundación Bill & Melinda Gates, pueden transportar miles de estas dosis, incluso a zonas apartadas”, explicó el responsable de emergencias de la OMS.
Ryan celebró el fin de la emergencia sanitaria por Ébola en RD Congo (aunque ese país, como el resto del mundo, tiene que seguir su batalla contra el Covid) y subrayó que en la lucha contra el virus “los héroes de verdad han sido las comunidades locales, que evitaron que se expandiera y se convirtiera en amenaza regional o global”.
La enfermedad del Ébola, descubierta en la República Democrática del Congo en 1976 -entonces llamada Zaire-, se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados.
Esta fiebre causa hemorragias graves y puede alcanzar una tasa de mortalidad del 90 por ciento. Sus primeros síntomas son fiebre repentina y alta, debilidad intensa, y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos.

Fuente

Opina sobre este artículo