La reflexión de Saúl Ñíguez sobre la ayuda psicológica que recibió para salir de su bache anímico y deportivo

25


La celebración de Saúl Ñíguez tras marcar en el partido entre Atlético de Madrid y Sevilla tenía un motivo más allá del gol en sí. El centrocampista ha pasado un bache deportivo derivado de uno anímico, que sin llegar al límite de la depresión, si le ha obligado a pedir ayuda.El trabajo psicológico es algo muy habitual en los equipos de fútbol, sobre todo con jugadores sometidos a una gran presión. En un equipo como el Atlético, ahora más que son líderes, de especial manera. Por eso, tras el encuentro, Saúl dejó una reflexión que, además, viene muy al caso: este miércoles es el Día Mundial de lucha contra la Depresión.Sin llegar a ser algo tan grave, esta es la reflexión del ilicitano puede ayudar a entender cómo los deportistas de élite, a veces, también tiran de algo tan necesario como la ayuda profesional para salvar los momentos más complicados:”Esto ayuda como todo, pero lo que cuenta es el trabajo diario, no venirme abajo y el trabajo con las personas externas del club. No sólo se trabaja físicamente, sino de muchas maneras. Todo ayuda y el trabajo paga.No lo hablamos porque no da a la gente de fuera cómo se vive desde dentro del fútbol, incluso aficionados. El fútbol no son 11 jugadores corriendo detrás de una pelota, aquí se siente mucho. Lo que pasa en el césped se traslada a la familia, amigos, a tu relación con el mundo… Es complicado cuando las cosas no te salen y trabajas y siguen sin salirte. Repito: el trabajo paga, pero no sólo el trabajo diario. El que veis vosotros es un jugador al que no le salen las cosas, que va perdiendo confianza y que, al final, tampoco hay gente que ayuda mucho, pero hay otra que siempre está ahí. Esa es la que valoras y siempre está ahí.Hay mucha gente negativa, que no ayuda. Que te van tirando cosas negativas, que no ayudan. Pero hay mucha gente que te ayuda, que está ahí en las buenas y las malas. Tengo que dar gracias a muchos. El otro día una parte de la afición vino a la Ciudad Deportiva a darme ánimos. Son detalles que marcan la diferencia. Se lo dije y se lo digo ahora para darles las gracias, que seguiré trabajando y que volverán a estar orgullosos del trabajo que hacemos en el campo”.

Fuente

Opina sobre este artículo