La roca imposible que completó el dolmen de Menga | Cultura

38


José Antonio Lozano y Leonardo García Sanjuán, bajo la cobija cinco, en el interior del dolmen de Menga (Antequera).Garcia-Santos / El PaisEn Antequera (Málaga, 41.239 habitantes) hay un monstruo escondido bajo tierra. Nació hace más de siete millones de años bajo el mar. Tiene forma rectangular, casi cincuenta metros cuadrados y pesa unas 170 toneladas. Lo mismo que unos 130 vehículos compactos o una quincena de autobuses. Su nombre es cobija y cinco y, hace casi 6.000 años, los pobladores de la zona decidieron que era el broche perfecto para culminar un monumento muy especial: el dolmen de Meng…Inicia sesión para seguir leyendoSólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratisGracias por leer EL PAÍS

Fuente

Opina sobre este artículo