La trastienda de la llegada del fondo estadounidense QED a Chile

53

Un compañero de Eduardo della Maggiora en Harvard Business School le había presentado a uno de los socios de la compañía.

Ocurrió los primeros días de noviembre. Tras un primer levantamiento de capital en serie A, el directorio de la startup chilena Betterfly -que en ese momento se llamaba Burn to Give- buscaba nuevos inversionistas internacionales.
Entonces, uno de ellos, Martín Molina, que había trabajado con el CEO de Betterfly Eduardo della Maggiora en el grupo de M&A de JP Morgan en Nueva York por casi 10 años, puso en contacto a Della Magiora con el fondo estadounidense QED a través de un e-mail: años antes, un compañero suyo en Harvard Business School le había presentado a uno de los socios de la compañía.
De inmediato comenzaron las conversaciones entre el CEO de la chilena y Mike Packer, partner del fondo estadounidense, primero por correo electrónico y luego por Google Meet. Más tarde, Della Maggiora se reunió virtualmente con Nigel Morris, Managing Partner de QED y cofundador del holding bancario Capital One. Hace dos semanas, y en total reserva, se negoció el term sheet para una extensión de la Serie A de Betterfly a un total de US$ 17,5 millones. El acuerdo final se firmó justo antes de Navidad.
Packer pasará a integrar el directorio de Betterfly, mientras que Morris agendó un viaje a Santiago: ha intercambiado mensajes con Della Maggiora respecto a un hobby que comparten, la bicicleta. El chileno lo invitó a subir a Farellones cuando termine la pandemia.

Fuente

Opina sobre este artículo