Las dos almas del Gobierno se alejan por la monarquía | España

27


El inédito Gobierno de coalición que dirige La Moncloa desde que arrancó el año tiene muchos frentes internos abiertos. Pero en todos ellos, con debates económicos muy fuertes, funciona como una coalición: discute, a veces de forma pública, otras muchas privada, y trata de llegar a un acuerdo para aprobar decisiones en el Consejo de Ministros. Es lo que acaba de suceder con los desahucios, por ejemplo. Sin embargo, en el delicado asunto de la Monarquía, las dos almas del Gobierno están cada vez más alejadas y no funcionan realmente como una coalición.No intercambian información —el PSOE no le ha contado nada a UP de las gestiones para elaborar el discurso del Rey ni de los contactos para resolver la crisis por el escándalo de los fondos opacos del anterior jefe del Estado— ni debaten sobre la posición a tomar, porque tienen dos visiones antagónicas.Está de alguna manera acordado que cada uno va por libre en este asunto, pero no deja de generar tensiones. El PSOE ha apostado en esta crisis por proteger al máximo a la Monarquía y dejar claro que los socialistas se mantendrán fieles al pacto constitucional, y eso incluye que en ningún momento pondrán en duda que la forma de Estado en España es una monarquía parlamentaria por mucho que su electorado y sus bases estén divididas en este asunto.Por el contrario, Unidas Podemos cada vez aprieta más el acelerador para reactivar el debate republicano, que según el análisis de Pablo Iglesias se está agitando por el escándalo del Rey emérito y podría convertirse en el futuro en un asunto central del debate electoral, algo que hasta ahora no ha sucedido nunca en España. Mientras el PSOE insiste en proteger al rey Felipe VI y separarlo de las acciones de su padre, Unidas Podemos ve imposible hacer eso en una institución dinástica, en la que el puesto se hereda. Por tanto creen que el caso afecta al Rey.

Fuente

Opina sobre este artículo