Las filiales españolas de Amazon ya facturan más de 1.500 millones y pagan solo 8 en impuesto de sociedades | Economía

19


Nuevo centro de Amazon en Illescas (Toledo).Negredo Martin, Jaime / Europa PressTodos los datos indicaron que 2020 fue el mejor año de la historia de Amazon, erigida en una de las grandes ganadoras del cambio de hábitos derivado de la pandemia, con los consumidores gastando más en compras a través de internet. Sus cinco filiales españolas no fueron una excepción. Las cuentas anuales de Amazon Online Spain, Amazon Spain Services, Amazon Data Services, Amazon Road Transport Spain y Amazon Spain Fulfillment sumaron el año pasado unos ingresos de 1.569 millones de euros, un 88% más que el año anterior. Ese repunte no fue acompañado en la misma proporción por los resultados declarados, que bajaron, ni por la factura fiscal: la compañía estadounidense abonó 8,4 millones en concepto de impuesto de sociedades.Más informaciónEstos cálculos no tienen en cuenta a la sucursal, Amazon EU SARL, con sede en Luxemburgo y en la que agrupa el grueso de su negocio en España, incluidas las ventas minoristas a través de Amazon.es. Según publicó Cinco Días, eso elevó la facturación del gigante estadounidense en España hasta unos 5.400 millones de euros, cerca de la mitad que lo que facturó El Corte Inglés el pasado ejercicio.Las filiales asentadas en España tienen como principales clientes a otras sociedades de Amazon, entre ellas la matriz, por lo que obtener beneficios no es un objetivo tan acuciante, dado que los ingresos que recibe se los resta a otras firmas del grupo. Eso ha favorecido que los beneficios sigan el camino inverso al de los ingresos: las filiales ganaron conjuntamente 13 millones de euros el año pasado, un 10% por debajo de los 14,5 millones de 2019.La factura del impuesto de Sociedades ascendió ese año a 8,4 millones, aunque la compañía señala a este diario que la cantidad total no se ha desembolsado todavía, y crecerá a 19 millones. Además, calculan que su contribución fiscal total en España fue de 261 millones en 2020 entre impuestos directos e indirectos, y las inversiones superaron los 2.500 millones.Amazon Spain Fulfillment, creada en 1998, y Amazon Road Transport Spain, las dos filiales de logística, transporte, almacenamiento y distribución, concentraron casi tres cuartas partes de los ingresos y prácticamente todos los beneficios. Dedicadas a gestionar los almacenes y preparar y despachar los pedidos desde los centros logísticos de la empresa en España (situados en Madrid, Sevilla, Barcelona, Toledo y Murcia), la cifra de negocio de Amazon Spain Fulfillment (ASF) pasó de 331 millones a 580 millones, un salto del 75%, aunque los beneficios se resintieron, pasando de 18 a 13 millones de euros, un 28% menos. Por su lado, Amazon Road Transport Spain saltó de 237,6 a 566,4 millones, un espectacular incremento del 138%.Mientras la pandemia ha dejado sin trabajo a decenas de miles de personas en España, todas las filiales de Amazon siguieron contratando. En el caso de la división logística ASF, la más grande, su plantilla media creció en 1.851 personas, y se situó en 5.752 empleados. Si se cruza ese número con el gasto en salarios, el sueldo medio de estos ronda los 28.000 euros. Eso se explica por la menor retribución del puesto de mozo de almacén, que suponen 6.915 de los 7.744 empleados de esta filial, con el número de hombres prácticamente doblando al de mujeres.La filial logística ASF ha sido la que más ha desembolsado en impuestos, 6,3 millones. Otras, como Amazon Spain Services, una filial que presta servicios administrativos, financieros y técnicos, no solo no tuvo que rascarse el bolsillo, sino que percibió una devolución de 2,44 millones. La mayor parte de su facturación procede del extranjero (23 millones en España y 132 millones fuera del país), pero pese a elevar la cifra de negocios de 100 a 155 millones, fue la que tuvo mayores números rojos, 4,4 millones. Sus 1.847 trabajadores de media, 799 más que un año antes, tienen sueldos muy dispares: 90.300 euros los mandos altos e intermedios, 48.810 euros los especialistas y 25.901 euros los auxiliares.La dependencia del exterior aparece con mucha menos fuerza en Amazon Online Spain, que facturó 257 millones en España y casi tres fuera. Su función es prestar servicios de publicidad online y marketing a otras empresas del grupo. Y es la más lucrativa para su plantilla. Sus 104 trabajadores, bastante parejos por género, ganan de media unos 87.000 euros, en consonancia con una facturación muy elevada respecto al tamaño del personal: 260 millones de euros, 2,5 millones por empleado. Esta filial perdió 356.000 euros, y pagó 335.000 euros en impuesto de sociedades.La pieza menos relevante del engranaje de filiales de la firma creada por Jeff Bezos es Amazon Data Services, cuyo objeto es ofrecer servicios de procesamiento y alojamiento de datos a empresas del grupo. Sus números palidecen frente al resto: tiene nueve empleados, y sus ingresos fueron de 6,7 millones de euros, una cantidad sin embargo considerable en relación con la plantilla. Ganó 204.000 euros, y dejó en las arcas públicas 90.000 euros en concepto de impuesto de sociedades.

Fuente

Opina sobre este artículo