Las tareas financieras pendientes del Madrid | Deportes

34


El tan celebrado cambio de año casi no se notó en la ciudad deportiva del Real Madrid, en este curso de calendario comprimido por la pandemia: entrenamiento vespertino en Nochevieja, y también este viernes, antes de recibir esta sábado al Celta (21.00, Movistar LaLiga). La llegada de 2021 apenas dejó el sobresalto de Sergio Ramos, que trabajó en el gimnasio, “con una indisposición estomacal y malestar”, según fuentes de Valdebebas. Nada grave, pero lo suficiente como para que se quedara fuera de la lista para el partido.El año nuevo también trajo el comienzo del periodo en el que el capitán, cuyo contrato vence el 30 de junio, puede negociar con otros clubes sin condicionantes legales. Nada grave, pero lo suficiente como para que se cruzara esa línea simbólica del calendario, como también sucedió con Luka Modric y Lucas Vázquez. Zidane pidió este viernes acabar pronto con esa incertidumbre de tres futbolistas determinantes en este principio de temporada: “Queremos todos que esta situación se arregle cuanto antes. Es el interés de todos, para el bien de todos. Espero que se pueda arreglar rápidamente”, dijo.Pero en los despachos del Real Madrid mantienen la hoja de ruta trazada para tratar de no salir de la pandemia calcinados financieramente. El paso de 2020 a 2021 no es más que otro punto en una senda condicionada por la incertidumbre en la que aparecían marcadas con mayor intensidad la aprobación de los presupuestos y las negociaciones de los recortes pendientes para equilibrar esos números.El 20 de diciembre la asamblea de compromisarios aprobó unas cuentas a la baja (617 millones de ingresos) que quedaban pendientes de nuevos ajustes salariales para poder salvar los alrededor de 70 millones de números rojos que preveían a causa de tener que jugar los partidos a puerta cerrada. Eso requerirá una nueva bajada de sueldo de los jugadores de las plantillas de fútbol y baloncesto, después del 10% que, junto con los directivos, aceptaron ya al final del curso pasado. El plan de los dirigentes blancos es abordar esa negociación a partir del 15 de enero, después de haber abonado estos días a los futbolistas el primer pago de los salarios de manera íntegra.Lo que señalan fuentes conocedoras de los números es que resulta necesario un recorte mayor que el último. Durante el confinamiento, con 11 partidos de Liga pendientes, el club planteó dos escenarios: 10% de rebaja si se acababa el campeonato sin público, y 20% si el campeonato se cancelaba. El panorama actual apunta a una temporada completa sin espectadores o, en el mejor de los casos, a algunas jornadas con un aforo muy reducido. “Esta es nuestra ruina”, dijo Florentino Pérez en la asamblea de compromisarios. “Si la situación se alarga puede ser dramático”. Para estas conversaciones, volverá a ser necesario el enlace de Sergio Ramos, que como capitán resultó fundamental en la consecución del último acuerdo con el presidente, y que esta vez tienen además pendiente la ampliación de su contrato.El momento fijado en los despachos para abordar ese nuevo acuerdo también se sitúa después del 15 de enero, cuando esperan disponer de algo más de información sobre las oscuras perspectivas financieras del curso. Ninguna de las partes duda de poder extender el compromiso del defensa, pero siguen pendientes los términos.Las fechas para negociar nuevos contratos para Lucas Vázquez y Luka Modric, según fuentes cercanas a la dirigencia blanca, son las mismas: después del 15 de enero. Valoran la disposición pública del croata a rebajar sus pretensiones para seguir otro año, pero mantienen que aún necesitan hacer números. “Va a ser un año muy duro”, dicen.

Fuente

Opina sobre este artículo