Laura Borràs: “El viernes habrá candidato a la presidencia de la Generalitat y habrá pleno” | Cataluña

57


Laura Borràs, presidenta del Parlament, tiene clara su agenda para esta semana: “El viernes habrá candidato y habrá pleno. No habrá acto equivalente porque hay candidatos con posibilidades”. Borràs, de Junts, ha obviado este lunes los problemas que tienen ERC y el partido de Carles Puigdemont para llegar a un acuerdo y ha defendido que hay que dejar a los partidos trabajar: “Es preceptivo que yo escuche a todos los grupos. Se está invistiendo un plan de Gobierno, es normal que los partidos estén haciendo ahora las negociaciones”. El jueves, según ha dicho la dirigente de Junts, anunciará el nombre del candidato.Borràs ha evitado confirmar que propondrá a Pere Aragonès —que tiene la investidura al alcance de su mano tras el anuncio del domingo de un preacuerdo entre ERC y la CUP, a la espera de las negociaciones con Junts per Catalunya—, aunque tampoco ha mencionado al socialista Salvador Illa: “No basta con querer ser candidato, debes tener una posibilidad plausible de ser investido”, ha afirmado.El proceso para elegir al jefe del Gobierno catalán está pautado por la ley de Presidencia y el reglamento parlamentario. La norma fija un plazo de 10 días, tras la constitución de la Cámara, para que la presidenta, “una vez consultados los representantes de los grupos, proponga un candidato al pleno”. El elegido necesita la mayoría absoluta (68 diputados) para ser investido. Si no lo logra, se convoca otra votación donde basta la mayoría simple. La celebración de la primera votación fallida, además, activa los dos meses de plazo antes de volver a convocar elecciones, sin cerrar la puerta a intentar otras candidaturas.Las dudas de Borràs sobre el papel que iba a desempeñar en la legislatura ralentizaron la negociación para formar Gobierno en la comunidad. “Pude elegir entre la vicepresidencia del Govern y la presidencia del Parlament. Fue una elección personal. Mi partido me quería en la presidencia de Cataluña”, ha explicado Borràs. “Ni me apartan ni me aparto”, ha subrayado.Mientras las negociaciones entre Junts y ERC se resisten, los republicanos y la CUP anunciaron el domingo por la noche que someterán a la votación de sus bases un texto de preacuerdo, al margen de Junts, que incluye medidas concretas en sanidad, vivienda, seguridad y la realización de “un embate democrático” a favor de la independencia esta legislatura.Los comunes dan por hecho que Esquerra acabará pactando con Junts y que el acuerdo de la Mesa del Parlament es un preludio de lo que sucederá en el pleno de investidura. Joan Mena, portavoz de partido, ha sostenido que ERC ha elegido, que el partido del expresident Carles Puigdemont tiene “secuestrada” la política catalana y que el preacuerdo de republicanos y anticapitalistas puede quedar en papel mojado si las consejerías afectadas quedan en manos de Junts.“Echamos de menos más medidas sociales y de fiscalidad. Nuestro acuerdo de presupuestos era más ambicioso”, ha señalado este portavoz, que no ha querido pronosticar qué valoración harán las bases de la CUP, pero sí que ha recordado lo que ha pasado otras veces cuando contribuyeron a investir, ha dicho, a otro candidato de Junts (en dos ocasiones ayudaron con sus votos a la investidura y en otras dos lo rechazaron). “Hubiéramos preferido que la CUP se sumara a un Govern de izquierdas, pero ha preferido mantener su alianza con Junts”, ha afirmado Mena.

Fuente

Opina sobre este artículo